El iPhone 4S llega a España

El asistente virtual Siri entenderá el español en 2012

Steve Jobs, cofundador de Apple, en una prueba quiso confundir al asistente virtual Siri. ¿Qué tiempo hace en Palo Alto?, preguntó. El sistema de reconocimiento de voz contestó. Tras unas cuantas preguntas más, Jobs le espetó. ¿Eres un hombre o una mujer? Con su voz robótica, la aplicación respondió: "No me han asignado un género". Siri es la novedad más destacada de iPhone 4S, que hoy sale a la venta en España. El nuevo teléfono de Apple fue presentado en San Francisco el pasado 4 de octubre por el nuevo consejero delegado de la compañía, Tim Cook, dos días antes de que Jobs falleciera de cáncer. Una presentación que decepcionó a los analistas, que esperaban una nueva versión del aparato y no una versión mejorada, aunque el smartphone ha seguido encandilando al consumidor. A los dos días de su lanzamiento en Estados Unidos, Apple había vendido cuatro millones de unidades.

El asistente virtual Siri no habla ni entiende español. De momento. Está previsto que llegue al mercado en 2012, como el italiano, japonés, chino y coreano, aunque Apple no aclara si a principios o finales de año. Tampoco habla catalán ni euskera o gallego. Las otras tres lenguas oficiales del Estado deberán esperar un poco más antes de poder disfrutar de este asistente virtual que sí comprende y responde en inglés, francés y alemán. "Siri incorpora el lenguaje natural y un diccionario completo. El español es un idioma con muchos matices y distintas variantes dialectales que Siri necesita comprender bien para hacer su función. Por eso saldrá más tarde", asegura un portavoz de Apple. En cualquier caso, si habla alguna de estas tres lenguas en las que ya está disponible, preferentemente de forma nativa, podrá trastear con la aplicación, que irá aprendiendo de sus gustos y preferencias a medida que la vaya utilizando. A Siri se le puede preguntar por obviedades como el tiempo que hace o pedir si es necesario llevar paraguas. Además, puede redactar mensajes de textos dictados por el propietario del teléfono, programar citas en el calendario, modificar entradas en los contactos o pedir que localice el mejor restaurante japonés de la ciudad en la que se encuentra, entre otras funcionalidades. También da respuestas ingeniosas a preguntas menos habituales.

iPhone 4S trae, además de Siri, otras novedades. Como el procesador A5, marca de la casa y que también lleva su tableta iPad. A5, de doble núcleo, da al terminal un 33% más de velocidad a un aparato que, en su anterior versión, ya era bastante veloz. Las mejoras en la cámara también son destacables, no solo por sus 8 megapíxeles y su capacidad de grabar vídeo en alta definición (1080p) con estabilizador para evitar los tembleques, sino por las cinco lentes (una más que antes), la velocidad a la que dispara y la luminosidad que da a las fotografías el nuevo sensor de luz. De hecho, la cámara es el elemento que más ha ido mejorando Apple en su teléfono. El primer iPhone, que no era ni 3G, tenía una cámara de 2 megapíxeles. La segunda y tercera versión (3G y 3GS) incorporaron los 3 megapíxeles y autofoco. El iPhone 4 vino con los 5 megapíxeles bajo el brazo. El nuevo teléfono también incorpora un pequeño y simple editor fotográfico (para quitar el rojo de los ojos, mejorar el brillo y contraste o cortar la imagen), funcionalidad que aporta el nuevo sistema operativo iOS5 y que, en consecuencia, también disfrutan las otras dos versiones de iPhone, 4 y 3GS.

Quién tenga un iPhone 4 quizá no necesita cambiar de aparato, pero si conserva el modelo 3GS, puede ser un buen momento para hacerlo. Hay cinco modelos nuevos disponibles: El 3GS de 8 GB cuesta 349 euros; el iPhonede 8GB, 499 euros y los tres iPhones 4S, de 16, 32 y 64 GB salen a un precio libre de 599, 699 y 799 euros, respectivamente. Los dos primeros tienen el mismo precio que tenían sus antecesores.

Anoche, un centenar de jóvenes hicieron cola durante varias horas en un día lluvioso para ser los primeros en comprar un iPhone 4S en España en la tienda emblemática de Telefónica de la Gran Vía de Madrid y en la de Vodafone de la calle Goya que abrieron sus puertas. Las colas, de alrededor de 50 personas cada una, comenzaron a formarse hacia las cinco de la tarde, según señalaron los primeros compradores. El primer móvil iPhone 4S en la tienda de Telefónica fue uno en color blanco y fue con un alta nueva. En la tienda de Vodafone se celebró una pequeña fiesta de Halloween en la que un grupo de brujas recibía a los compradores con chucherías. En esta tienda el primer móvil adquirido fue uno de 16 gigabytes pero en color negro y con una promoción por puntos acumulados. Telefónica, Vodafone y Orange ofrecen precios subvencionados.

Anoche se formaron discretas colas en las tiendas de Telefónica y Vodafone de Madrid para comprar el nuevo teléfono de Apple.
Anoche se formaron discretas colas en las tiendas de Telefónica y Vodafone de Madrid para comprar el nuevo teléfono de Apple.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS