Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los gemelos Winklevoss reanudan su batalla contra Facebook

Tras renunciar a recurrir al Tribunal Supremo, ahora denuncian que la red social ocultó pruebas

Los gemelos Winklevoss, en contra de todos los indicios, prosiguen su batalla para reclamar más dinero al fundador de Facebook, Mark Zuckerberg. A pesar de haber desistido de recurrir al Tribunal Supremo la sentencia que consideraba ajustado económicamente el pacto al que habían llegado con la empresa en 2008, ahora han presentado un documento ante el tribunal federal de Massachussets en el que, ellos y su amigo Divy Narendra, solicitan que se determine si Facebook "intencionalmente o de forma inadvertida ha suprimido pruebas" en la negociación del pacto que supuso el pago de 20 millones de dólares en efectivo y 45 millones en títulos de la empresa.

Los gemelos reclaman que Facebook presente correos electrónicos de la época en que ellos pidieron a Zuckerberg que les ayudara a crear una red social. Los demandantes siempre han sostenido que Zuckerberg les robó la idea ya que en lugar de colaborar con ellos lanzó su propia red cuando eran estudiantes. Los Winklevoss consideran que el pacto alcanzado en 2008 no es válido porque fueron engañados sobre el valor real de la empresa de Facebook y reclaman una cantidad mayor.

Según los gemelos, la indemnización que acordaron en 2008 tenía que haber sido cuatro veces mayor. Su petición fue rechazada por la Novena Corte del Circuito de Apelaciones de EE UU a principios de abril, al entender que litigios como ese "tienen que llegar a un final en algún momento", y que ese momento había llegado.

Los Winklevoss solicitaron a esa Corte que revisara la decisión y estableciera para ello un tribunal de 11 magistrados, y no compuesto por 3, tal y como ocurrió en abril. En mayo, la Novena Corte ratificó su primera sentencia, lo que dejó a los gemelos una única vía judicial: pedir el amparo del Tribunal Supremo de EE UU.

Finalmente los hermanos optaron por retirar el caso y renunciar a una nueva apelación después de "pensarlo detenidamente", según explicaron en la documentación presentada en los tribunales en San Francisco.

Facebook considera el caso cerrado desde 2008.