Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Firefox 5 llega tres meses después de la última versión

La fundación Mozilla acelera los cambios en su navegador

De año y media a solo unos meses. Firefox, el navegador que acabó con la supremacía de Internet Explorer, el navegador de Microsoft, lanza una nueva versión. Firefox 4 llegó en marzo. Hoy se estrena Firefox 5. Un cambio de estrategia que se parece mucho a los estrenos de Google con Chrome.

"Nos acostumbramos a tener un nuevo Office cada dos años y un lanzamiento de Windows cada tres. No es que sigamos a Google con sus actualizaciones de Chrome, pero sí pensamos que los flujos han cambiado", aclara Tristan Nitot, presidente de la Fundación Mozilla en Europa. El motivo que esgrime para sacar un nuevo producto es que "no merecía la pena hacer esperar tanto tiempo cuando hay tanto para renovar y mejorar".

Estas mejoras se reflejan en 992 cambios, algunos son detalles, otros más relevantes, como facilidades para que los desarrolladores hagan animaciones en CSS, rapidez en la navegación y paso más fluido entre pestañas. En el desarrollo del programa han hecho hincapié para que las extensiones y complementos sean compatibles, un aspecto que suele levanta críticas. La previsión es que en septiembre está disponible para descarga Firefox 6. Si todo va bien, en diciembre publicarán la 7.

247 millones de descargas después, se acabarán los clásicos contadores. Esa es la cifra que obtuvo la cuarta versión pero, según los cálculos internos de Mozilla, más de 400 millones de aparatos, entre portátiles, ordenadores de sobremesa y teléfonos usan el programa del panda rojo (aunque lo parezca, no es un zorro). Este programa está en un 20% de los ordenadores de Europa y es líder en Polonia y Alemania con más de un 60% de cuota de mercado.

Como pasó con el lanzamiento de marzo, Firefox estará en teléfonos móviles, pero solo con Android, el sistema operativo de Google. "Tiene sentido porque es la plataforma que crece más rápido", argumenta. Al mismo tiempo, llama la atención que no haya opción a descargarlo con un iPhone o iPad. "Los término legales de la AppStore no aceptan nuestro software. Nos apena profundamente porque nos lo piden cada vez más", lamenta.

En el aspecto de la privacidad destaca la opción de "no rastrear" que permite al usuario gestionar cuánta de su información de navegación comparte con las páginas visitadas.