Apple, cerca del acuerdo con las 4 grandes para el 'streaming' musical

Reforzaría iTunes ante la competencia de Amazon y Google

Una cosa es la licencia con los sellos discográficos para descargar música, otra el acuerdo para sólo escucharla. Y una tercera cuestión es no tener acuerdo alguno. En los dos primeros casos se encuentra Apple; en el tercero, Amazon y Google.

Hace unas semanas Google abrió su servicio de música en la nube para Estados Unidos regalando 20.000 canciones. Hace unos meses, Amazon se adentró en el streaming musical, siguiendo el camino de Grooveshark, Spotify o Pandora. Sin embargo, ni el buscador ni el almacén tienen acuerdos con los sellos discográficos.

Apple, a través de iTunes, vende descargas musicales, entre otras cosas, que, en principio, van ligadas a un ordenador. No se pueden escuchar en Internet. Ahora trata de que sus buenas relaciones con los sellos discográficos -no en balde ha conseguido que la gente pague por la descarga musical- se amplíen a las licencias para realizar streaming. Según Cnet, Apple ya ha llegado a un acuerdo para este tipo de explotacióncon EMI y está cerca de conseguirlo con Universal y Sony. A eso se añade el que tiene con la Warner. Previsiblemente, el anuncio oficial será el 6 de junio, coincidiendo con la conferencia de desarrolladores de Apple que se celebra en San Francisco.

Con estos acuerdos, Apple, que en Internet iría por detrás de sus rivales, les aventajaría al ofrecer un mayor catálogo musical con la garantía de la calidad que da el estar refrendado por los sellos oficiales.

El proceso de Apple sería diferente al de Amazon y Google. Mientras en estos casos, el consumidor tiene que subir su música a los servidores de estos sitios; en el caso de Apple sería al revés: escanea el disco duro del consumidor, ve su música y le da acceso instantáneamente a la audición de su música. Todo a cambio de una subscripción, de la que se desconoce su precio. Ventaja: acceder a tu música en cualquier sitio, a cualquier hora desde cualquier aparato conectado a Internet. Inconveniente: si dejas de pagar, adiós a tu discoteca.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS