Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lenovo renueva sus portátiles

El arranque de sus ordenadores se reduce a 10 segundos

En la última sangría de consumidores de PC a Mac había un motivo común: la impaciencia de esperar a que arranque el ordenador. Lo mismo sucede si se baja la tapa y se pone en hibernación. Con Windows 7 se mejoró este aspecto, pero no suficientemente. David Roman, vicepresidente mundial de Lenovo, empresa china que compró la división de ordenadores de IBM, explica que después de dos años trabajando con Intel y Microsoft han conseguido que sus nuevos ordenadores arranquen en solo 10 segundos y en dos si se dejan en descanso. "No queremos que los usuarios tengan que aguantar esperas absurdas, sino que hagan su labor cuando y como quieran. Estamos al lado de los que hacen cosas, ya sea en su vida personal o profesional", añadió.

Este es uno de los aspectos más brillantes de los nuevos ThinkPad, presentados en Londres. Son unos ordenadores de diseño sobrio y resistente que hasta ahora se relacionaban con la labor empresarial. Con un 10% mundial de mercado de portátiles, por delante de HP y Dell, Lenovo confía en mejorar esta cifra entrando en el segmento de los ordenadores de consumo. De ahí el rediseño y la mejora de las características de ocio.

El primer modelo de la nueva gama es el X1, cuyo precio comienza en 1.400 euros, pesa 1,6 kilogramos, el teclado está retroiluminado para poder trabajar en cualquier entorno, y tiene pantalla de 13,3 pulgadas con una curiosa modificación. Se puede hacer que según el ángulo de visión solo vea el contenido de la pantalla quien se coloque frente a ella, pero no los que la rodean.

Parte del atractivo es su resistencia. Se puede pisar el ordenador y no le pasa nada;la batería dura más de cinco horas, pero además el 80% de su capacidad se consigue con media hora de recarga. Muy práctico cuando se viaja.

Como la mayoría de los ordenadores actuales, cuenta con un puerto HDMI, conexión a Internet por cable y wifi, así como tres puertos USB, pero de última generación: 3.0. Otro guiño al consumidor doméstico que quiera una máquina potente es la cámara para videoconferencia en alta definición.

Roman mostró imágenes de sus próximas tabletas, que llegarán después del verano. Llaman la atención por los bordes redondeados, parecido al Touchpad de HP; habrá versiones con Windows y con Android. Sobre las segundas tiene algo que matizar: "Es probable que salgamos con la versión 3.1, algo mejor que el primer Honeycomb (3.0). Aunque tengamos que esperar un poco más queremos primar la experiencia de usuario". Como ejemplo de éxito insistió en que en China ya ofrecen tabletas y teléfonos móviles.