Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Europa se propone imitar la 'ley Sinde'

La UE dictaría una directiva para permitir el cierre de sitios que albergaran contenido protegido

La ley Sinde, tan discutida en España, puede servir de ejemplo a las autoridades europeas que planean exportar el régimen de clausura de sitios que impone el citado texto. Euractiv, una página fiable sobre la actividad de la Unión Europea, asegura que las autoridades europeas preparan una directiva en este sentido y titula la noticia : "M. Barnier quiere un sistema de control de Internet a la española para la UE". Barnier es el comisario europeo de mercado interior responsable de la política sobre la propiedad intelectual.

Fuentes próximas a la Comisión Europea aseguran que planea reproducir la ley española para obligar a los proveedores de acceso a bloquear los sitios que permitan descargas consideradas ilegales. Se trataría de corregir la actual normativa para "favorecer la cooperación de los intermediarios como, por ejemplo, los proveedores de acceso". El mecanismo legal consistiría en una corrección de la directiva sobre ecomercio y la que trata del respeto a los derechos de autor. Esta corrección se introduciría este mismo año.

La ley Sinde permite a quienes ostentan el derecho acudir a una comisión para instar el bloqueo de una web que ofrezca descargas. Tras un trámite de urgencia judicial, se puede ordenar el mismo.

En Europa ya se han producido episodios de actuación de los proveedores de acceso como agentes del filtrado de sitios acusados de descargas de contenidos protegidos. Ha sucedido en Irlanda con Eircom y la sociedad de gestión de derechos belgas ha reclamado judicialmente a la empresa Scarlet el filtrado de sitios denunciados por ella.

El pleno del Congreso español aprobó la llamada ley Sinde en febrero de este año con 323 votos a favor -PSOE, PP y CiU-, 19 en contra -PNV, ERC, IU-ICV, BNG, CC, UPyD y Na-Bai- y una abstención. La ley es una disposición incluida en la Ley de Economía Sostenible , un documento que incluye medidas en varios ámbitos con las que el Gobierno quiere impulsar un cambio del modelo productivo. Tras ser rechazada en el Congreso en un primer momento, la polémica ley Sinde fue aprobada en el Senado, con el apoyo de la mayoría de los grupos parlamentarios, entre ellos el PSOE, el PP y CiU. El resultado fue de 244 votos a favor y 12 en contra.

El Senado modificó algunos aspectos de la ley con enmiendas que garantizan la intervención judicial durante el proceso de cierre de una web. La ministra Ángeles González-Sinde confía en que una vez aprobada la ley será en "verano cuando se empezarán a aplicar los primeros casos". La citada normativa está siendo vivamente criticada por la comunidad de internautas. Esta semana se ha presentado un "Manual de desobediencia" a la ley Sinde.

(N de R. Se ha corregido la palabra "detentadores" por indicación de un lector)