Termina la vigilancia comercial de EE UU sobre Microsoft

En 2002, la empresa y las autoridades llegaron a un acuerdo que evitó medidas más duras contra la conducta mercantil de la compañía

Hoy termina el período durante el cual las autoridades de Estados Unidos han mantenido bajo vigilancia las conductas comerciales de Microsoft. Esta medida se tomó en 2002, tras un acuerdo entre el departamento de Justicia de EE UU y la empresa para cerrar una largo litigio judicial en el que Microsoft fue condenado por abuso de posición dominante. Las denuncias de industrias competidoras de Microsoft y de varios fiscales estadounidenses condujeron inicialmente a una sentencia contra la empresa que podía suponer su división en dos. Al final, tras un cambio de color politico en la Administración de aquel país, Bush sustituyó a Clinton, las autoridades y la empresa llegaron al citado pacto por el que la administración supervisaría que no incurriera en nuevas prácticas comerciales aprovechando el dominio de su sistema operativo Windows.

Desde entonces, hay cosas que han cambiado mucho y otras, no tanto. Windows tenía una cuota de mercado del 93,9 % y ahora se sitúa en el 91,1% de los ordenadores personales. Sin embargo, en otros terrenos, como la telefonía móvil o Internet, Microsoft no ha proyectado su anterior liderazgo en la ofimática. El pacto obligaba a Microsoft a suministrar información técnica fiable sobre Windows a desarrolladores de productos de la competencia para que éstos pudieran funcionar con eficiencia sobre el sistema operativo y a no imponer a los fabricantes condiciones como la no inclusión de productos rivales en las máquinas equipadas con Windows.

Algunos competidores consideraron demasiado indulgente el pacto y de hecho prosiguieron las denuncias en Europa sobre determinadas prácticas como, por ejemplo, dar ventaja al navegador Explorer al incluirlo por defecto y en solitario en Windows o no ofrecer información suficiente a la competencia para sus desarrollos sobre Windows. La UniónEuropea ha multado por tres veces durante estos años a Microsoft, que finalmente llegó a un acuerdo satisfactorio con la UE. La empresa, por ejemplo, ofrece en Windows una ventana con los navegadores que hay en el mercado para que sea el cliente quien opte a la hora de instalar uno u otro.

El navegador de Microsoft, Explorer, que llegó a tener más del 90% de cuota de mercado y barrió al de Netscape al ofrecer el suyo gratuitamente con Windows, tiene ahora una cuota de mercado del 55,1 %, por delante de Firefox (21,6) o Chrome (11,9). En otros terrenos, como los buscadores (Bing) o el sistema operativo para móviles, Microsoft ha llegado muy tarde y está muy por detrás de la competencia. En el caso de Windows Phone, el pacto con Nokia para que lo instale en sus teléfonos o la compra de Skype se interpretan como operaciones para reforzar el producto.

Bill Gates presenta el nuevo sistema operativo Windows Vista en una librería de Londres.
Bill Gates presenta el nuevo sistema operativo Windows Vista en una librería de Londres.AP

Una larga historia

> 1 de noviembre de 2002: La juez federal Colleen Kollar-Kotelly aprobó la mayor parte del acuerdo logrado por nueve estados, el Departamento de Justicia y Microsoft, en una victoria para el gigante informático.

> Agosto de 2002: Microsoft toma las primeras medidas ante la condena antimonopolio. Desveló importantes partes del código de Windows que hasta ahora conservaba bajo un estricto secreto empresarial. Además, permitió que los fabricantes eliminen y sustituyan programas que vienen incluidos en su sistema operativo por defecto.

> 8 de marzo de 2002: Sun Microsystems demanda a Microsoft por prácticas contra la libre competencia.

> 6 de marzo de 2002: los tribunales convocan a las partes para determinar el carácter beneficioso o perjudicial para los consumidores del acuerdo alcanzado entre el Gobierno y Microsoft en noviembre. Bill Gates declara como testigo.

> 5 de marzo de 2002: los nueve estados que aún se enfrentan a Microsoft sustituyen su exigencia de un Windows más barato y sencillo por la de un sistema operativo modular.

> 7 de diciembre de 2001: los nueve estados que aún mantienen la querella contra Microsoft exigen sanciones más severas para la compañía y proponen la comercialización de una versión "sin añadidos" del sistema operativo Windows.

> 2 de noviembre de 2001: Microsoft, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos y nueve estados llegan por fin a un acuerdo para poner fin al caso. Otros nueve estados deciden seguir adelante con la batalla legal.

> 9 de octubre de 2001: el Tribunal Supremo rechaza revisar la sentencia del Tribunal de Apelaciones del 28 de junio.

> 1 de octubre de 2001: la juez Kollar-Kotelly presiona a las partes para que alcancen un acuerdo lo antes posible.

> 6 de septiembre de 2001: el Departamento de Justicia anuncia su renuncia a conseguir la separación de Microsoft.

> 24 de agosto de 2001: el Tribunal de Apelaciones reenvía el caso a un tribunal ordinario, y se lo adjudica, de forma aleatoria, a la juez Colleen Kollar-Kotelly.

> 28 de junio de 2001: el Tribunal Federal de apelaciones desestima la sentencia del juez Jackson. Microsoft no debe ser dividida.

> Enero de 2001: mientras prosiguen las vistas ante el Tribunal de apelaciones, Microsoft denuncia que los comentarios del juez Jackson a los medios de comunicación acerca del caso, demuestran su posicionamiento en contra de la empresa.

> 26 de septiembre de 2000: el Tribunal Supremo envía el caso al Tribunal de Apelaciones del distrito de Columbia.

> 03 de agosto de 2000: La Comisión Europea abre un expediente contra Microsoft por prácticas de monopolio.

> 14 de junio de 2000: la apelación de Microsoft es admitida a trámite.

> 7 de junio de 2000: el juez Jackson sentencia a Microsoft a ser dividida en dos empresas. Gates apela de inmediato.

> 28 de abril de 2000: la acusación plantea al juez la división de Microsoft en dos compañías: una dedicada a desarrollar y comercializar el sistema operativo Windows y otra para producir aplicaciones y servicios de Internet.

> 3 de abril de 2000: el juez Jackson declara a Microsoft culpable de una violación de las leyes antimonopolio de Estados Unidos, al intentar controlar el mercado de la navegación por Internet.

> 1 de abril de 2000: El juez Posner anuncia el fin de sus labores como mediador ante el fracaso total por llegar a un acuerdo entre las partes.

> 26 de marzo de 2000: el Gobierno rechaza la propuesta de Microsoft.

> 24 de marzo de 2000: Microsoft hace una propuesta formal de acuerdo a los abogados de la acusación.

> 13 de enero de 2000: Bill Gates dimite como director ejecutivo de Microsoft. Le sustituye Steve Ballmer, colaborador suyo desde hace años.

> 19 de noviembre de 1999: el juez Jackson designa mediador a Richard Posner, presidente del Tribunal de Apelaciones de Chicago.

> 5 de noviembre de 1999: el juez Jackson, en un veredicto preliminar, dictamina que Microsoft es un monopolio.

> 19 de octubre de 1998: comienza el juicio en Washington.

> Junio de 1998: tres jueces levantan las restricciones impuestas por el juez Jackson sobre Windows 95, alegando que la inclusión del navegador Internet Explorer en el sistema operativo está justificada.

> Mayo de 1998: el Departamento de Justicia y 20 estados, a través de sus respectivos fiscales, demandan a Microsoft por prácticas abusivas de monopolio en el mercado del software. Inmediatamente, uno de los estados, abandona los cargos. Durante el mismo mes, Microsoft lanza Windows 98.

> Enero de 1998: la empresa accede a excluir temporalmente su navegador Explorer del sistema operativo Windows.

> Diciembre 1997: El juez Thomas Penfield Jackson dictamina que Microsoft ha de excluir el navegador Explorer de Windows, al menos temporalmente. La empresa apela esta decisión.

> Octubre 1997: el Departamento de Justicia demanda a Microsoft por abuso de poder al incumplir el acuerdo de 1994, ya que obliga a los fabricantes de ordenadores a vender Internet Explorer junto al sistema operativo Windows.

> Septiembre 1997: Microsoft lanza el navegador Internet Explorer 4.0

> Septiembre 1996: el departamento de Justicia comienza a investigar posibles abusos de poder por parte de Microsoft.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS