Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anulan un contrato de teléfono por no poder emplear el euskera

El cliente pidió a la compañía el cambio del móvil y ésta no se lo suministró

El Juzgado de Primera Instancia número 4 de Bilbao ha reconocido el derecho de un particular a anular un contrato con una empresa de telefonía porque el teléfono móvil que le había sido facilitado por esta firma no tenía la opción de uso en euskera. En la sentencia, la juez estima la demanda presentada por Patxi García Abascal, quien solicitó que la compañía Vodafone le entregara un nuevo teléfono móvil con la alternativa de uso en euskera y, de no ser posible, pidió la anulación del contrato. En un dictamen emitido el pasado 28 de marzo, la titular del citado Juzgado bilbaíno acepta la demanda después de que las dos empresas condenadas -Vodafone y la entidad donde adquirió el móvil, Senderuelo S.L,- no comparecieran a la vista oral. Los hechos se remontan al 21 de abril de 2010, cuando Patxi García Abascal, que es abogado y se ha defendido a sí mismo en esta causa, recibió una llamada de un operador de Vodafone que le ofreció la alternativa de cambiar el teléfono móvil que tenía con esta empresa y suscribir un nuevo contrato de 18 meses de permanencia. El interesado acudió el mismo día a un establecimiento de esta empresa para adquirir de forma gratuita la terminal y firmar un nuevo contrato, que obligaba al cliente a abonar 100 euros a la compañía si optaba por darse de baja antes de que transcurrieran los 18 meses pactados.

Cuando más tarde examinó el móvil, se dio cuenta de que no tenía la opción de uso en euskera, su lengua materna. Además, comprobó que el teléfono era muy complejo técnicamente y que le "resultaba difícil de entender y manejar, porque tenía que utilizar una lengua no vasca para poder obtener toda la información que necesitaba", según consta en los hechos probados de la sentencia. El 26 de abril de 2010, García Abascal acudió a la tienda donde había suscrito el contrato y pidió a sus responsables la posibilidad de cambiar su teléfono por otro que pudiera ser utilizado en euskera. El cliente explicó que la opción de usarlo en la lengua vasca era "la única fundamental" para él y confesó que no le importaba si el nuevo terminal tenía menos funciones o era de menor calidad, pero en la tienda no le dieron otro. En declaraciones a Efe, García Abascal ha considerado que el dictamen es "importante" porque, según su interpretación, "por primera vez se reconocen los derechos de los euskaldunes a usar el euskera en el ámbito privado". Según ha afirmado, otras sentencias estiman los derechos lingüísticos de los vascoparlantes en el ámbito público, a través del derecho a hablar en euskera o la presencia del euskera en convocatorias públicas, entre otros aspectos. "Pero yo nunca he visto sentencias en las que el derecho a comunicarse en euskera haya sido reconocido en el ámbito privado", ha manifestado García Abascal, que ha lamentado que el teléfono que le fue facilitado por Vodafone tuviera la opción de uso en idiomas como el húngaro o el chino pero que faltara el euskera.