La española Geeksphone lanza su segundo terminal

El móvil aparecerá con la última versión del sistema operativo

Cuando comenzó la aventura de Geeksphone de crear un teléfono según los deseos de los usuarios más entusiastas, los amigos de destripar el aparato y adaptarlo a sus necesidades, Javier Agüera solo tenía 16 años. Ahora tiene 18 compatibiliza el lanzamiento del segundo terminal con los estudios de ingeniería de telecomunicación.

Su unión con Rodrigo Silva Ramos ha dado sus frutos. Un año y medio después y 3.000 ejemplares de su primer terminal vendidos preparan el Zero, su segundo teléfono, del que esperan vender más de 6.000 unidades.

No es el más potente de los que hay en el mercado, pero sí uno de los más atractivos por varios motivos. En primer lugar es ligero, de cuidado diseño y precio atractivo. 179 durante el primer mes. Después costará 10 euros más. Los que hayan adquirido el primer modelo, el ONE, pagarán 169 euros.

Esta rebaja quiere ser una forma de agradecimiento a la comunidad generada entre los clientes. Según un estudio que hizo la Universidad de Málaga descubrieron que por cada comprador inicial del primer modelo, cinco más compraron este especial dispositivo.

Los terminales no se fabrican en España, sino en China. Los dos creadores de la empresa Geeksphone (el teléfono de los apasionados de los aparatos, literalmente) creen que era la única manera de hacer realidad su proyecto de forma rápida y asequible. Su lema es "Fabricado en China, con corazón español". En el diseño del móvil también se han implicado los usuarios de ahí que el color sea grafito, tenga cámara de 5 megapíxeles y cable miniUSB para cargar.

Se diferencia del resto en que su sistema operativo no viene cerrado y después del Nexus S de Google es el primero que usa la versión más avanzada de Android. Gingerbread está listo para descargar en el aparato. Esta liberación del terminal, tanto con respecto al operador como del fabricante significa que el dueño del terminal puede introducir los programas que desee sin temor a perder la garantía. Para cualquier incidencia cuentan con Miguel Benito, responsable del servicio técnico.

Al tiempo que se preparan para la venta de su segundo terminal, mantienen la vista puesta en un segundo teléfono que sí tendrán los últimos adelantos. "Pensamos que podemos dar un teléfono avanzado de calidad por 200 euros y que se puede tener lo último, lo más potente por menos de 400", explica Rodrigo Silva. El, todavía proyecto, Geeksphone Two no llevará NFC (Near Field Communication) un sistema que sirve para hacer pagos desde el móvil. Pero sí están experimentando con ello. Rodrigo Silva cree que es el futuro. "No es el estándar pero sí lo más práctico. Si Google ha apostado por ello tiene muchas posibilidades de ser el modelo que prevalezca. Ni los sistemas de crédito ni los operadores se ponen de acuerdo" expone un joven y entusiasta Javier Agüera.

Entre los retos de futuro está el ser capaz de introducirse en América Latina, mantener el nivel de satisfacción de los usuarios, especialmente con el servicio técnico, y conseguir que ayuntamientos y empresas comiencen a usarlo como el terminal corporativo. "Al fin y al cabo, podrían tener sus aplicaciones a medida a un coste muy bajo e intercambiarlas", razona Silva.

El próximo lunes sale al mercado. Como sucedió con el aparato anterior, se podrá comprar en la página web y pronto en tiendas.

GeeksPhone saldrá a la venta a mediados de diciembre.
GeeksPhone saldrá a la venta a mediados de diciembre.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS