Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baidu se frota las manos

Los analistas destacan que la crisis refuerza el liderazgo del buscador chino

El más beneficiado por la crisis de Google en China es el buscador Baidu, que verá reforzado su liderazgo. Pero los analistas apuntan otras compañías que también sacarán provecho de la situación. En un artículo de Forbes se cita a una comunidad en línea (NetEase.com) que suministra contenidos en chino; el portal de noticias y entretenimiento Sohu.com o la compañía de medios en línea Sina Corporation. Otro posible beneficiario sería Tencent, el mayor servicio de chat chino que también tiene un motor de búsqueda que podría mejorar.

Las autoridades chinas insisten en no mostrar ninguna preocupación por la marcha de Google y recuerdan que Levi Strasus lo hizo en 1993, alegando violaciones de los derechos humanos, y regresó en 2008.

El abandono del mercado chino obligará a Google a cuidar más otros países asiáticos donde carece del liderazgo del que disfruta en Europa o Estados Unidos. Mientras que su cuota de mercado en algunos países europeos es del 70%, en Japón suministra menos del 50% de las búsquedas y en Corea del Sur apenas llega al 8%. En Taiwan su cuota de mercado es del 27% y en Hong Kong, del 32%. En cambio, en la India controla el 88% del mercado de las búsquedas.

En pleno conflicto entre China y Google, la Cámara de Comercio Americana en Pekín ha advertido que las compañías norteamericanas temen una erosión de sus ventas en aquel país, a causa de la introducción de protocolos restrictivos por parte de Pekín en la compra pública de material tecnológico. La aparente intención del Gobierno es favorecer a las industrias locales. La encuesta realizada por la entidad refleja un descenso en las compras tecnológicas del Gobierno a empresas estadounidenses. Aunque la entidad no vincula esta política al conflicto con Google, la propia compañía y el Gobierno norteamericano sí se plantean que el incremento de la censura en China sea motivo de consideración en el seno de la Organización Mundial del Comercio por el entorpecimiento que supone a la actividad de empresas extranjeras.

Pero el negocio de Google no está sólo en las búsquedas. Tiene, por ejemplo, el sistema operativo Android para teléfonos móviles y tendrá que cuidar la permanencia de este en China para no perjudicar a las compañías que han apostado por él y a los desarrolladores que trabajan en aplicaciones sobre este sistema operativo.