Motorola se alía con Google para reconquistar el mercado

La compañía lanza un terminal con Android y enfocado en redes sociales

Con Nacho Vigalondo como ejemplo de famoso con intensa vida en las redes sociales de Internet y el piso 44 de Torre Espacio, en el nuevo corazón financiero de Madrid, Motorola ha presentado hoy su ambicioso terminal: Motorola Dext. Recuerda al G1, el primer teléfono con el sistema operativo de Google, Android, por su teclado y diseño, pero las características de hardware son claramente superiores. Muestra una amplia pantalla táctil, cámara de 5 megapíxeles que sirve para foto y vídeo, posibilidad de ampliar la memoria con tarjetas microSD, acceso a redes 3G, GPS, y wi-fi, así como todas las aplicaciones de Google que proporciona Android y el acceso a la tienda de aplicaciones de este sistema operativo.

En esto no se distingue demasiado de los terminales creados por HTC, la compañía china que de momento ha apostado por Android con tres terminales. Motoblur es el nombre de la capa de aplicaciones que adapta Android para Motorola. Esta arma de la compañía que inventó el teléfono móvil pretende convertir el terminal en el compañero inseparable para mantener nuestra vida social en la red.

Motoblur permite configurar y activar los perfiles en Facebook, Twitter, YouTube, LastFM, MySpace, Picassa o Photobucket. Sin embargo, no permite por ahora hacerlo con Tuenti, la red social más usada en España. La tecnología Motoblur convierte cada contacto del usuario en algo activo, no sólo se ven de un vistazo sus mensajes en Twitter, su estado

La compañía que comercializó el primer móvil y marcó tendencia con la invención del V3 (teléfono con forma de concha) tiene una cuota de mercado en España que no supera el 4%, pero es algo cuyo director general, Óscar Rodríguez, confía en solucionar pronto: "No sólo nos enfocamos en la parte social, que es básica, sino también en el uso profesional. Este teléfono permite gestionar tu correo del trabajo, tus documentos y citas, así como tu vida social en la red. En cuestión de cinco minutos está completamente configurado".

Los teléfonos con Android, cuyo mercado de aplicaciones es cada vez más floreciente, se caracterizan por la capacidad de adaptación a las necesidades del usuario. Permite configurar el escritorio al gusto, con multitud de widgets y conexión con servicios web, casi todos de Google, pero cada vez de más servicios. Motoblur va un paso más allá en esta personalización; en su escritorio inicial aparecen las acciones de nuestros contactos para de un vistazo saber si un amigo está cerca, si un compañero te invita a una fiesta, a una reunión o si un familiar te echa de menos.

Sanjay Jha, consejero delegado de la compañía, en declaraciones exclusivas para EL PAÍS, explica el porqué de su confianza en Google: "Nos interesa la experiencia de usuario, pero también el futuro. La vida cada vez gira más entorno a lo que sucede en la red y por eso Google era la mejor apuesta, también lo es Linux y un entorno abierto, así que este ecosistema Android nos pareció la mejor elección".

En esta misma línea remarcó que lo mejor está por venir: "Android hace que los desarrolladores pongan su creatividad en los teléfonos. La gente hace de su teléfono lo que quiere que sea. Nosotros también tenemos nuestro MotoDev Studio para que se desarrollen aplicaciones a partir de Motoblur. Es la mejor opción, porque hace que se avance de manera conjunta".

El máximo responsable de la compañía de las dos alas también tiene una justificación para esta apuesta tan clara por las redes sociales: "Más de 300 millones de personas está en Facebook, cada vez hay más contenido en estos servicios. YouTube tiene cientos miles de vídeos creados a diario. No podemos mirar hacia otro lado mientras la gente se vuelca en hacer contenidos y contar sus sensaciones en estos sitios".

A partir de 2010 la empresa estadounidense piensa sacar al mercado al menos tres nuevos terminales basados en Android. El terminal, cuyo precio aún se desconoce, se comercializará en España sólo con Movistar a partir del mes de octubre.

RJC

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS