Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis deja en el aire el gratis total del Internet rural

Alrededor de 600.000 ciudadanos de pueblos remotos utilizan los telecentros públicos

En más de 5.400 pueblos españoles -los más apartados o con menos población- sus habitantes pueden acceder gratis a Internet gracias a los telecentros, unos locales acondicionados y costeados con fondos públicos del Estado. Comenzaron a funcionar en 2003, aunque su verdadera expansión tuvo lugar a partir de 2005, cuando Red.es, organismo del Ministerio de Industria, puso en marcha un programa específico con una dotación de 24 millones de euros. Los utilizan habitualmente 600.000 personas, aunque ocasionalmente, y especialmente en épocas de vacaciones, son el único acceso a la Red para más de un millón de ciudadanos.

El problema es que dicho programa especificaba que a partir del tercer año de funcionamiento, el coste de los telecentros debía ser asumido por las diputaciones provinciales o por los propios ayuntamientos, en lugar del por Red.es. Muchos de esos programas expiran este año o el que viene, y con la crisis económica y las arcas municipales y provinciales vacías por el pinchazo del ladrillo, los telecentros pueden quedarse sin financiación. En concreto, alrededor de 2.700 telecentros que aún continúan siendo financiados por el Estado deben pasar a manos de las diputaciones, cabildos y los ayuntamientos próximamente.

El director general de Red.es, Sebastián Muriel, reconoció hoy, en un encuentro informativo, que el ente estatal dejará de financiar estos centros cuando se cumplan los tres años de puesta en marcha, y admitió también que la conexión a Internet en muchos de ellos tiene un coste considerable ya que se realiza vía satélite, puesto que las compañías de acceso (ISP) no llegan con su red de fibra o de ADSL. No obstante, Muriel confía en que el coste sea asumido por las entidades locales.

Por otra parte, Muriel adelantó que Industria estudia ampliar hasta 200.000 euros el límite de financiación para las pequeñas empresas que se puede solicitar a través de su programa Préstamos Avanza que permite adquirir con préstamos sin interés ordenadores con conexión a Internet. A cierre de julio, más de 222.000 ciudadanos y empresas se habían beneficiado de esta línea, que se puso en marcha en 2006, con créditos por importe de 1.010 millones de euros.

Muriel avanzó que, por primera vez, Red.es se financiará en 2009 a través de los Presupuestos Generales de 2009 una partida para Red.es, ya que hasta ahora se financiaba con cargo al fondo de privatización de Retevisión. Para el próximo ejercicio, los fondos rondarán los 250 millones de euros, un 30% más que el presupuesto ejecutado este año.