Yahoo! pide disculpas por el encarcelamiento de disidentes chinos

El fundador y principal ejecutivo de la compañía ofrece sus explicaciones ante la Cámara de Representantes de EE UU

El fundador y principal ejecutivo de Yahoo!, Jerry Yang, ha pedido disculpas a los familiares de dos disidentes encarcelados por las autoridades chinas, que los identificaron con la ayuda de su empresa informática.

"Quiero personalmente ofrecer disculpas por lo que están pasando", señaló Yang durante una audiencia del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de EEUU, en la que la empresa fue duramente criticada. "Aunque tecnológica y financieramente ustedes son gigantes, moralmente son unos pigmeos", afirmó Tom Lantos, presidente del comité, quien habló directamente a Yang y a su asesor jurídico, Michael Callahan.

Más información

Las críticas de los legisladores, republicanos y demócratas, estuvieron relacionadas principalmente con el caso de Shi Tao, un periodista acusado por las autoridades chinas de sacar al exterior secretos de Estado, delito por el que en abril fue condenado a diez años de cárcel. El otro disidente perjudicado por la colaboración de Yahoo! fue identificado como Wang Xiaoning.

Según Lantos, el crimen de Shi fue haber transmitido a grupos de defensa de los derechos humanos en el exterior un mensaje electrónico de las autoridades chinas. Para ello, utilizó el servicio de mensajes de Yahoo!. Dicho mensaje ordenaba que los periodistas no informaran sobre el decimoquinto aniversario de las manifestaciones de la plaza de Tiananmen de 1989, en las que murió un número no determinado de promotores de la democracia, según Lantos.

Desconocimiento de Yahoo!

Yang afirmó que su oficina en Pekín no sabía que la información que entregó a las autoridades chinas tuviese que ver con algún disidente. El asesor de Yang ya declaró hace un año algo similar ante el Congreso y adujo que Yahoo! no sabía de la existencia de una investigación en torno a los disidentes cuando entregó la información.

Sin embargo, Lantos señaló que una empresa como Yahoo! "debió haber tomado todas las medidas concebibles para no acceder de manera automática a una solicitud de ese tipo, formulada por el aparato policial chino" y agregó que "aunque el señor Callahan no conociera los hechos, otros empleados de Yahoo! sí conocían la naturaleza de la investigación".

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50