Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trabajadores de IBM comienzan mañana la primera huelga en 'Second Life' por recorte salarial

La multinacional tiene previsto reducir en 1.000 euros el salario anual de los trabajadores en Italia

Los trabajadores de IBM comenzarán mañana la que será la primera huelga virtual de la historia en Second Life (Mundo Virtual) por la propuesta de la multinacional de recorte salarial de 1.000 euros al año a los trabajadores de la empresa en Italia y por la ruptura unilateral del acuerdo con los sindicatos.

Según CC.OO., la propuesta de IBM es una "contradicción", puesto que se trata de una multinacional con grandes beneficios que, a su juicio, está intentando cambiar el sistema de salarios en todo el mundo, pagando sólo a los colaboradores importantes y eliminando los acuerdos con sindicatos locales sobre incrementos salariales.

Para el sindicato, las intenciones de IBM se traducirán en recortes económicos para los 320.000 empleados en todo el mundo, "mientras que los mejores empleados, la alta dirección y los accionistas e inversores se distribuyen todos los beneficios".

Asimismo, la organización sindical criticó la actitud de la multinacional al desplazar puestos de trabajo a países con bajos salarios para recortar costes y reformar el sistema de contribución a las pensiones y al seguro de salud, entre otras cosas.

Según CC.OO. esto supone el regreso a situaciones "superadas hace dos siglos", cuando las empresas no proporcionaban ningún beneficio social a sus trabajadores, razón por la que el Comité de Empresa

Europeo, las Federaciones de Trabajadores del Metal e IWIS (Solidaridad Internacional de Trabajadores de IBM) han decidido convocar esta huelga virtual.

Así, han organizado una protesta que simboliza el primer paso en la alianza sindical global de los trabajadores a través de las nuevas tecnologías. "Es una manera innovadora de dar una respuesta a las necesidades de los trabajadores, es pensar globalmente y actuar localmente", indicó.

No obstante, desde la organización consideraron que Internet, los blogs y las nuevas tecnologías no deben sustituir a las iniciativas sindicales tradicionales, aunque reconocieron que permiten "luchar"

en escenarios donde se desarrollan negocios y donde las empresa invierten millones de dólares reales.