Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irrepressible.info, una ventana contra la censura en Internet

Amnistía Internacional pide la colaboración de todos los internautas para dar voz a los que han sido encarcelados por expresarse libremente

Irrepressible.info es una forma de dar voz a los que sufren la censura en su país; una manera de convertir tu ordenador y tu página web en un servidor donde alojar contenidos prohibidos por los regímenes autoritarios. Amnistía Internacional celebró ayer el primer aniversario de éste proyecto, que pretende llamar la atención sobre la censura en Internet que impera en buena parte del mundo.

"El modelo chino de una Internet que permita el crecimiento económico pero no la libertad de expresión o la privacidad es cada vez más popular; de un puñado de países hace apenas cinco años, hemos pasado a docenas de gobiernos que bloquean 'sites' y detienen a bloggers", asegura Tim Hancock, director de campaña de Amnistía Internacional en Reino Unido y uno de los responsables del proyecto Irreprensible.info.

Según Hancock, "cada vez más y más gobiernos desarrollan utilidades para controlar lo que la gente puede ver en su PC. Y las grandes compañías de Internet, en un intento de extender su mercado, están confabulados" con los gobiernos represores: Cisco, Google, Microsoft y Yahoo! colaboran con el gobierno chino en la supresión de la libertad de expresión, según la ONG, desvelando datos personales para poder arrestar a los que incumplen las restrictivas leyes del país comunista o proveyéndole de programas para el filtrado de información.

No es el único caso. El último informe de Open Net Initiative contaba al menos 25 países que mantienen algún tipo de filtro a la información en la Red: Azerbaiyán, Bahráin, Brumma, Etiopía, India, Irán, Marrucos, Arabia Saudí, Corea del Sur,? Así, por ejemplo, la web de la BBC es inaccesible en Myanmar (antigua Birmania), Google en Irán o YouTube en la propia República Islámica y Arabia Saudí.

"No quieren que leamos esto"

La represión, sin embargo, va más allá. Clausura de páginas web y cibercafés por motivos políticos, amenazas, encarcelamientos. Abdul Kareem Nabeel Suleiman es un bloger egipcio de 22 años de edad; en febrero, fue sentenciado a cuatro años de prisión "desprecio a la religión" y "calumniar al presidente de Egipto": un mensaje a la floreciente comunidad bloguera del país norte africano, según Amnistía Internacional.

Para que los contenidos censurados no se pierdan, Amnistía Internacional puso en marcha el año pasado, con la colaboración de The Observer, el proyecto Irrepressible.info. Una web que no sólo recopila noticias sobre casos de censura documentados por la organización, sino que cuenta con una base de datos de información prohibida en determinados países y un sistema para que cualquiera pueda convertir su propia web en una puerta de acceso a esos contenidos.

Con un sencillo 'script' (un pequeño programa) una página o un blog cualquiera será un enlace a las decenas de páginas clausuradas alrededor del mundo que "Alguien no quiere que leamos".