Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Boingo, en Fon. Pero no a la inversa

La proveedora estadounidense de acceso WiFi a Internet llega a un acuerdo para que sus suscriptores utilicen algunas de las foneras sin coste adicional

Fon, la start-up española de Varsavsky sigue dando que hablar fuera de nuestras fronteras, ya que esta semana ha anunciado la firma de un convenio con la estadounidense Boingo. Para profanos, Fon es un servicio de intercambio de ancho de banda que permite a un usuario, al instalar un router WiFi en su casa (conocido como fonera), compartir su conexión de forma segura con cualquier otro miembro de Fon, o con terceros que se conecten, pagando a la empresa.

La gracia de perder ancho es que el usuario puede, a cambio, conectarse gratis en cualquier otro punto de acceso de Fon (o cobrar el 50% de lo que gane FON, revendiendo su conexión). De ahí el lema: "fonero conoce a fonero". Boingo, por su parte, es más convencional: cobra a sus suscriptores una cuota mensual de 8 dólares por darles acceso ilimitado en sus puntos de acceso.

Gracias al acuerdo, los usuarios de Boingo podrán conectarse también a la red de Fon, como parte del servicio normal. Esto es: tienen a su disposición los 60.000 puntos de acceso de la norteamericana, y desde ahora, aquellos de los 130.000 que la española asegura haber reunido en todo el mundo (ver mapa) que estén mantenidos por "bills". Esto es, sólo aquellos puntos de usuarios Fon que revenden su conexión (y no en todos, como se había informado inicialmente).