Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La autora de Harry Potter demanda a eBay por piratería

Un tribunal indio ha prohibido al portal de Internet ofrecer ejemplares ilegales de las obras protagonizadas por el famoso mago

J.K Rowling, autora de la saga de Harry Potter, ha visto atendida su demanda por piratería ante un tribunal indio contra el portal de Internet eBay a la que de forma provisional se le ha prohibido ofrecer ejemplares ilegales de sus obras. La demanda se produjo después de que algunos individuos utilizaran la versión india del portal para vender versiones no autorizadas de sus libros, según el periódico The Times.

Rowling no es la primera persona que demanda a la empresa, que tiene una facturación superior a 3.000 millones de euros (unos 4.000 millones de dólares), pero ha obtenido una victoria legal ya que el tribunal ha obligado a eBay a controlar lo que venden sus clientes.

El portal, que se enfrenta, según el periódico, a demandas similares presentadas por Tiffany, de Nueva York, y Christian Diar Couture, de París, rechaza cualquier responsabilidad por las ventas que se llevan a cabo a través de su portal de Internet y dice que es imposible controlar ese servicio.

Akash Chittranshi, que defiende a la autora escocesa ante el Alto Tribunal de Nueva Delhi, ha declarado a The Times que la orden judicial puede sentar un precedente. Los abogados de Rowling argumentan que si eBAy se beneficia de la venta de mercancía ilegal, debe considerarse responsable. La sentencia india es vinculante hasta que se reanude el juicio el próximo 23 de mayo.

Rowling y Warner Bros, la productora responsable de las películas de Harry Potter, presentaron su demanda contra eBay en el 2004 cuando se pusieron a la venta libros de la serie de Harry Potter en Baazee.com, versión india de eBay.

La escritora no ha autorizado hasta ahora la aparición de versiones electrónicas de sus libros y en su propio portal de Internet ha advertido a sus admiradores de la venta de libros pirateados, algunos de ellos con su firma falsificada.