Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Toshiba se estrena en el negocio de los teléfonos inteligentes

La compañía quiere aprovechar el tirón de su marca de ordenadores para trasladarlo a la telefonía móvil orientada a los directivos

La seguridad va a ser la piedra angular sobre la que giran los primeros teléfonos inteligentes de Toshiba, que la compañía japonesa acaba de presentar la feria 3GSM de Barcelona

El reconocimiento de marca de sus portátiles entre los ejecutivos va a ser de gran ayuda a la hora de entrar con fuerza en la gama más alta de la telefonía orientada al usuario empresarial, un segmento en el que Toshiba aún no estaba presente, según comenta Emilio Álvarez, director general Comunicaciones Móviles de Toshiba en España.

Esta división lleva operando tan sólo seis meses en España, desde junio de 2006. En este tiempo, los japoneses ya han firmado acuerdos con Telefónica, Orange y un tercer operador que ya han incluido sus primeros terminales dentro de sus respectivos programas de venta. La compañía también ha reforzado su canal de distribución con acuerdos con Alcampo, MediaMark, Boulanger y Miró, que están comercializando sus terminales.

Toshiba se ha planteado alcanzar una cuota en el mercado de telefonía móvil entre 1,5% y 2% para el año 2008. Y para alcanzar este objetivo, Toshiba ha ampliado su oferta en este mercado, al introducir en España sus primeros smartphones , cuyo principal atractivo procede de sus avanzadas prestaciones en cuanto a seguridad al incorporar un sistema para el reconocimiento de la huella dactilar.

El terminal SP1 incorpora un lector específico de huellas y un sistema de encriptación de datos, que estará en el mercado en el mes de mayo. En esta misma fecha, también se comercializará el primer PDA de la compañía, el DT1, que también incorpora el sistema de reconocimiento de huella dactilar y permite acceder de manera constante al correo electrónico.

1 de cada 5 ha perdido el móvil

Los primeros modelos inteligentes de Toshiba, se han diseñado para responder a las principales demandas de los ejecutivos en toda Europa, las cuales se han identificado gracias a un informe realizado por Dynamic Market que llega a las siguientes conclusiones:

El 92% de los 502 directivos encuestados aseguran que almacenan información confidencial y documentos en sus teléfonos o asistentes personales (PDA).

Además, el 50% de los españoles se muestran preocupados por la seguridad de estos dispositivos; y 1 de cada 5 reconoce haber perdido un dispositivo con información sensible sobre su compañía.

Los lugares más comunes de pérdida son el taxi y los aeropuertos, aunque los encuestados destacan que pierden más fácilmente estos dispositivos durante sus momentos de ocio y las vacaciones.

Entre las medidas de seguridad que los ejecutivos más valoran por considerarlas más efectivas resaltan el reconocimiento de las huellas dactilares ( 26%), el reconocimiento del iris y el ADN, aunque estas dos últimas opciones se consideran menos prácticas.

“Los resultados de este estudio revelan la necesidad de almacenar información crítica en dispositivos móviles junto con la falta de seguridad”, reflexiona Peter Ford, director de Marketing de esta división de Toshiba.