Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA TECNOLOGÍA EN MANOS DE: ALBERTO VÁZQUEZ-FIGUEROA

“La Wikipedia no es perfecta, pero sí muy práctica”

El autor de ‘Manaos’ aprecia la Red aunque a veces se le torna “impredecible”

"Antes tenía secretaria", explica el escritor Alberto Vázquez-Figueroa tras una charla con los lectores de ELPAIS.COM, “pero desde que uso Internet me he ahorrado la asistente”. Ahora los que suben a interrumpirlo a la azotea donde escribe son siempre personas de su familia. “Al principio no se daban cuenta de que estoy en casa pero lo que hago es trabajar. Iban a mi despacho, se sentaban y me contaban sus cosas hasta que yo les cortaba”, recuerda divertido.

A pesar de que admite haber perdido trato humano en su profesión, este ex corresponsal en Guinea o Bolivia se fija en los aspectos positivos de la tecnología: “He ganado mucho contacto con la gente”, fundamentalmente en cantidad. De hecho, durante la charla con los internautas invitó a los lectores en varias ocasiones a que le escribieran a su correo electrónico.

La Red, que considera un poco "impredecible", también permite a Vázquez Figueroa ‘recibir’ a los ingenieros que manejan su idea de potabilizar agua salada. Este licenciado en periodismo, que vivió en el Sáhara durante su juventud, ha ideado una forma de aprovechar la cercanía del mar y la montaña para obtener electricidad y agua potable. “El proceso es casi gratuito. Se eleva agua marina a 600 metros y se deja caer”, explica. La presión resultante acciona la desaladora. “Lo más difícil resulta encontrar la sencillez, la idea. Luego otros la ponen en práctica”.

Esa simplicidad, afirma, la aprendió del investigador francés Jacques Cousteau, con el que estudió submarinismo. Un accidente mientras practicaba esta afición es la causa de que el autor -de 70 años y más de 60 títulos- tenga problemas de audición en un oído. “Lo tengo totalmente reventado. Si alguien entra en la habitación mientras hablo por teléfono, no me entero”, comenta.

Wikipedia sí, iPod no

Tiene un ordenador “con la pantalla muy grande” desde hace más de 12 años, pero el iPod no se encuentra entre las herramientas que utiliza. Una que sí le resulta muy útil es la enciclopedia libre de Internet, la Wikipedia. “Ya no uso las otras grandes llenas de tomos. Tendría que bajar al sótano a consultarlas. La enciclopedia virtual no es perfecta, pero sí muy práctica, sobre todo para comprobar fechas o nombres propios”, asegura.

El escritor canario ha publicado recientemente El mar de Jade, un recorrido desde la Cuenca actual al centro de África.