No más ‘Bombing’ en Google

El buscador tiene miedo de que los usuarios identifiquen estas campañas de protesta con su marca

Se acabó el Google Bombing. Hasta ahora, quienes escribían las palabras “miserable fracasado” en inglés (miserable failure) en el buscador se encontraban, a la cabeza de la lista de resultados, con la página personal del presidente de los EE UU, George W. Bush.

Una táctica de protesta social relativamente frecuente que tampoco es desconocida en España (como en el caso de la dirigida contra la SGAE), y que consiste en relacionar en cientos de páginas web palabras como miserable con la dirección de la página de algún personaje público o de una organización.

El jueves pasado, Google reconocía en su blog oficial que va a poner fin a su política de indiferencia y tolerancia con esta práctica. El buscador asegura ahora que las búsquedas de este tipo ya no dirigirán a la página objeto de la campaña.

Eso sí, tampoco serán baldías, ya que Google promete que en la lista de resultados aparezcan comentarios en foros, debates o artículos de opinión sobre el tema objeto de la polémica. La compañía argumenta, para explicar su posición, que le preocupa que los usuarios puedan deducir de los resultados que Google apoya alguna campaña en particular.

Dicho y hecho. Campañas como la mencionada contra el presidente Bush, la SGAE o el político Ángel Acebes dejaron de funcionar a las pocas horas del anuncio.

Lo más visto en...

Top 50