Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

¿Es ético cobrar por escribir en la Wikipedia?

La enciclopedia 'online' cierra la puerta a las contribuciones realizadas a petición de una empresa que paga por ello

Microsoft ha recibido esta semana duras críticas de los usuarios de la Wikipedia y los reproches del propio fundador de la enciclopedia online, Jimmy Wales. Todo se debe a que un blogger ha revelado que la compañía informática le ofreció dinero a cambio de corregir supuestos errores en la obra de consulta elaborada por los internautas.

Wikipedia, la enciclopedia gratuita que cualquiera puede editar, exige que los artículos que incluye se escriban desde "un punto de vista neutral". Pero lo más seguro es que muchos colaboradores de esta obra de consulta tengan alguna motivación personal que les lleva a escribir, ya se trata sobre un personaje de Star Trek o el cuidado de los geranios.

¿Tiene el fanático de una serie más probabilidades de ser neutral al escribir sobre ella que alguien que lo hace por que le pagaron? Hay quien piensa que no, que incluso cobrando de la parte interesada puede elaborarse una entrada para Wikipedia totalmente veraz y fiable. Es el caso de Gregory Kohn, que a finales del año pasado fundó MyWikiBiz, un servicio que ofrece escribir artículos en la Wikipedia a cambio de entre 49 y 100 dólares.

Kohs, investigador de mercado estadounidense, considera que el mundo corporativo está poco representado en la enciclopedia online, donde a veces se tratan los temas más minoritarios pero no hay artículos sobre las marcas mas conocidas. El compromiso de MyWikiBiz es claro respecto a la fiabilidad de lo que escriben, pues aseguran que sus entradas serán neutrales, tendrán citas, y versarán sólo sobre compañías de tamaño considerable.

Para asegurarse de que su empresa no contravenía las normas que rigen el funcionamiento de la Wikipedia, Kohs investigó un poco, y dio con algo que puede darle la razón, el Wikipedia Reward Borrad. Se trata de una especie de foro en el que los participantes piden que alguien escriba sobre un tema determinado o mejore los artículos ya existentes. Estos mensajes pueden ofrecer una recompensa económica, y no es extraño que ésta se realice de manera anónima. Esta semana, por ejemplo, alguien ofrecía 55 dólares por mejorar el contenido de la entrada sobre Lituania.

Una práctica poco ética, según Wales

Así que Kohs lanzó el negocio a mediados de 2006 con la ayuda de su hermana. En agosto, la cuenta de MyWikiBiz en Wikipedia fue bloqueada, y Kohs recibió una llamada de Jimmy Wales, que le dijo que la actividad de su empresa era contraria a la ética del proyecto encilopédico.

Kohs señaló en su defensa que cada vez que escribía una entrada se identificada claramente como el autor de los artículos sobre sus clientes, y recordó a Wales la existencia del Reward Board. El fundador de Wikipedia siguió en sus trece, pero propuso una solución alternativa al bloqueo de la cuenta de MyWikiBiz.com.

Sugirió a Kohs que crease los artículos sobre sus clientes en su propia página, y que luego los enviara a otros editores de la Wikipedia, para que incluyeran en ésta la información que considerasen valiosa. En las semanas que siguieron Kohs logró con este método que la enciclopedia online incluyera información sobre una decena de sus clientes.

Poco después Kohs pensó que si publicaba los artículos de sus clientes en su propio espacio en la Wikipedia, en lugar de en MyWikiBiz.com, los contenidos que crea estarían más accesibles para la comunidad de editores. Pero la idea no le gustó nada a Wales, que en un correo electrónico insistió en que esa era una práctica “inaceptable”.

Los obstáculos a su actividad han empujado a Kohs finalmente fuera de la Wikipedia. Ha fundado el sitio Centiare.com, que sigue el esquema de la Wikipedia pero que en realidad es un directorio de pago para compañías.

Hacer en público lo que otros ocultan

El problema de Kuhs fue quizá ser demasaido legal, consultando a Wales y a la comunidad de editores sobre la aceptabilidad de sus actividades. El fundador de la Wikipedia ha llegado a admitir en una entrevista que muchos hacen en privado lo que MyWikiBiz.com hacía públicamente, que muchas compañías y particulares editan las entradas que hablan sobre ellos.

A Wales también se le ha preguntado por qué es contrario a que Microsoft o cualquier otra empresa pague por que alguien escriba sobre ellos, cuando no existe ninguna garantía de que el contenido por el que se ha pagado se mantenga en la Wikipedia, pues otros editores pueden decidir que el texto es inadecuado o que contiene errores. Wales contestó que no impedir esas conductas sería como decir a los ciudadanos que no importa que tiren basura, porque ya vendrá alguien después a recogerla.

Que los wikipedistas no quieran tener que lidiar con más contenidos sospechosos parece normal, a menudo tienen que eliminar de los artículos información procedente de comunicados de prensa o las oficinas de comunicación de las empresas o ciudadanos particulares. El año pasado, por ejemplo, Wikipedia tuvo que bloquear el acceso a la enciclopedia desde varios ordenadores situados en el Congreso de EE UU. Los editores habían detectado modificaciones en el artículo sobre un senador, cuya edad había cambiado desde los 88 años a 180.

Artículos que no desaparecen

La actitud de Wales respecto a las entradas pagadas deja espacio para proyectos similares a la Wikipedia pero sin tantos reparos respecto a la remuneración de sus editores. Uno de esos sitios es Helium.com, que permite que cualquiera escriba sobre cualquier tema. La diferencia con la Wikipedia radica en que un artículo no sustituye al otro, sino que las diferentes aportaciones se van sumando. Luego la comunidad de usuarios vota por las mejores entradas, que aparecen destacadas.

En Helium.com se anima a los internautas a escribir sobre temas en los que son expertos, y se les ofrece un incentivo económico: parte de los ingresos publicitarios.

Andrew Ressler, vicepresidente de la compañía, sostiene que la postura adoptada or la Wikipedia respecto a los posibles conflictos de intereses de pagar por las entradas cierra la puerta a gente "con conocimientos y puntos de vista", y que restringe el sitio a un pequeño grupo de personas. En realidad, afirma, "todo el mundo está recibiendo algún tipo de recompensa [por escribir], ¿qué diferencia hay en que ésta sea tangible?".