Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Google intenta cerrar con acuerdos el juicio por violar los derechos de autor en Bélgica

Dos de los cinco denunciantes se han retirado del caso tras cerrar un trato con el buscador

La justicia belga no decidirá hasta 2007 si Google ha vulnerado la legalidad al incluir en su portal de noticias informaciones elaboradas por el grupo editorial Copiepresse, que denunció a Google News por infracción de la propiedad intelectual. El buscador quiere que se revoque una decisión anterior por la que se le prohibió incluir noticias de la prensa belga. Mientras llega la decisión judicial Google busca el acuerdo con los denunciantes: dos de ellos ya se han retirado del caso.

El pasado 5 de septiembre, el Tribunal de Primera Instancia de Bruselas dictó una sentencia en la que prohibió a Google la reproducción de artículos o fotografías propiedad de los editores belgas de prensa en lengua francesa, fallo contra el que el buscador interpuso un recurso. La sentencia sobre este litigio se dará a conocer a principios del próximo enero, según indicó la presidenta de ese tribunal, Amelia Magerman, tras la audiencia en la que participaron los representantes legales de las partes enfrentadas y que se prolongó durante tres horas.

La denuncia contra Google fue presentada por el grupo editorial Copiepresse, la SAJ (Sociedad de Derechos de Autor de los Periodistas), Assucopie (encargada de la gestión de los royalties de artículos o manuales escolares y científicos), Sofam y Scam. Sin embargo, ayer la Sofam y la Scam anunciaron que han llegado a un acuerdo económico con el buscador y que renunciar a continuar con la acción judicial planteada. Según La Libre Belgique, el acuerdo permitirá a Google difundir en Internet las obras de los autores afiliados a esas dos sociedades a cambio de una remuneración cuyo montante no se dará a conocer hasta que haya finalizado el proceso.

Acercamiento entre Google y Copiepresse

Los abogados de Copiepresse -organización que gestiona derechos de autor de periódicos en lengua francesa y alemana- afirmaron en la vista del viernes que Google no tenía derecho para hacer cualquier copia de contenido sin un consentimiento previo. Pero eso no evita que este grupo también esté abierto a un acuerdo. La secretaria general de Copiepresse, Margaret Boribon, que estuvo presente en la audiencia, afirma que su organización está abierta a conversaciones, mientras que Google también ofrece un gesto de paz.

El buscador "siempre está abierta a mejorar sus relaciones con los autores. Intentamos reactivar el dialogo", ha declarado el encargado de asuntos legales de Google France, Yoram Elkaim, que no cree que este caso amenace la viabilidad del negocio global de Google News. "Este caso en Bélgica ha activado un debate en Europa pero no cuestiona esa actividad. Es más una cuestión de método". "Si la gente quiere que les quitemos de nuestro servicio, lo haremos".

Boribon considera que "si Google concluye acuerdos con sociedades de gestión de derechos, es porque está preparada para pagar royalties", añade el diario. La directiva de Copiepresse ha admitido que este grupo ya ha comenzado a negociar con Google sobre un posible acuerdo.