Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PASO A PASO:

AdWords, una manera fácil de hacerse publicidad en Internet

La publicidad puede ser imprescindible si quiere que su negocio crezca, tanto si su actividad principal está en Internet como si sólo lo usa para advertir a sus posibles clientes de que usted existe. En esta guía podrá conocer cómo funciona AdWords, el sistema de anuncios de texto de Google que llega a muchos rincones de la Red.

¿Qué es? Se trata de un servicio de Google para anunciarse exclusivamente en Internet, y que se gestiona desde una página ‘web’ (http://adwords.google.es). No hace falta papeleo ni acudir a ninguna oficina, su uso es sencillo, usted fija el presupuesto, y los cobros se realizan automáticamente. Los anuncios son textuales e incluyen el nombre de su página, la dirección URL y, en su caso, una breve descripción o lema acerca de sus servicios.

¿Dónde se ven? Tiene dos opciones. La primera consiste en que sus anuncios se vean en la propia página del buscador Google, junto a los resultados de las consultas que realizan los usuarios o en el servicio de mapas. Un ejemplo: el propietario de cuatro peluquerías en Valladolid podría querer que su web aparezca destacada cuando el internauta busca “Peluquerías Valladolid” en Google, o cuando vea mapas de esta ciudad.

La segunda opción es aparecer en los millones de páginas que están adheridas a la red de anunciantes de Google -conocida como AdSense-, y cuyo contenido tenga que ver con los anuncios (en el ejemplo, podría mostrarse en foros de estética y belleza, o junto a textos que hablen de Valladolid).

¿Cómo se paga? El pago se puede realizar en su cuenta personal por adelantado y mediante transferencia bancaria, con un mínimo de 10 euros. Cuando su cuenta no dispone de fondos, los anuncios simplemente dejen de mostrarse. Otra opción más flexible es el postpago, mediante domiciliación bancaria, tarjetas de crédito (American Express, Visa y MasterCard/Eurocard) y tarjetas de débito (con el logotipo de MasterCard/Eurocard o Visa).

¿Cuánto se paga? Respecto al cobro, Google le descuenta una cantidad de sus fondos cada vez que un usuario hace clic en el anuncio. El precio por cada uno de esos clics es variable (a partir de un mínimo de 0,01 euros), y depende de la visibilidad que se quiera dar al anuncio. Cuanta mayor y mejor visibilidad, más precio deberá pagar. Google también da la opción contraria: pagar por el número de veces que se imprime un anuncio, sin importar si los usuarios pinchan o no en él (a partir de un mínimo de 0,20 euros por cada 1.000 impresiones).

¿Cómo funciona? El anunciante debe configurar un listado de “palabras clave” (en el ejemplo anterior, podrían ser “peluquería, señoras, Valladolid, tintes vegetales”), y que servirán a Google para mostrar su anuncio junto con determinadas consultas en el buscador, o en determinadas páginas en las que esas palabras sean relevantes. El anunciante fija, para esas palabras clave, el coste máximo que está dispuesto a pagar por cada clic en uno de sus anuncios. Google, por su parte, fija un precio determinado para los anuncios relacionados con esa palabra clave.

¿Cómo muestra Google los anuncios? Depende de lo que usted, y los demás anunciantes, estén dispuestos a pagar. Google fija un precio mínimo para que su anuncio comience a mostrarse para cada palabra clave. Eso quiere decir que si ese precio mínimo de Google es superior al coste máximo por clic fijado por usted, el anuncio no se mostrará. Cuando su “oferta” supera el mínimo, su anuncio comienza a mostrarse. Eso sí: se mostrarán mejor (más veces, más arriba) los anunciantes que más ofrezcan por clic.

Mi negocio es pequeño? y mi oferta también ¿No se mostrará nunca?

No necesariamente. En primer lugar, porque el anunciante puede orientar sus campañas de manera que no coincidan con las de los grandes anunciantes (eligiendo otras palabras clave, o segmentando los sitios donde quiere que se muestren). Y sobre todo, porque Google utiliza una herramienta llamada “Descontador”, que modifica inopinadamente la visibilidad de los anuncios dependiendo de lo bien que estén funcionando las campañas. En otras palabras, su anuncio se verá mejor que el de otros que estén pagando más a Google si ese anuncio es más eficiente a la hora de conseguir clics.

¿Cómo puedo ajustar las campañas?

Además de fijar las palabras clave y el coste máximo por clic, el anunciante puede especificar que no se supere un determinado presupuesto diario (“no quiero gastar más de cuatro euros al día”, por ejemplo), o indicar que su campaña sólo se muestre en páginas de una determinada procedencia. Google ofrece además la posibilidad de que los usuarios que realicen búsquedas en su servicio de mapas (http//maps.google.es) vean su anuncio y la localización exacta de su negocio.

¿Qué es AdSense? Es la otra cara de la moneda de AdWords. Aquellas personas que disponen de una página ‘web’, independientemente de su tamaño, ceden a Google un espacio en ella, y pasan a formar parte de su red de anunciantes. En ese recuadro “alquilado”, la empresa muestra aquellos anuncios de AdWords que tengan que ver con el contenido de la página, y compensa a su editor con un pago por cada clic que hagan en los anuncios los visitantes. La cantidad de ese pago varía en función del precio que los anunciantes de AdWords estén dispuestos a gastarse.