Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bill Gates reclama en Oviedo "acciones colectivas" para ayudar a los más pobres

El Presidente de Microsoft ha dado una conferencia en la universidad de la capital asturiana a la que asistió el principe Felipe

El Presidente de Microsoft, Bill Gates, y copresidente de la Fundación Bill y Melinda Gates, reclamó hoy en Oviedo un cambio de mentalidad en los individuos de los países desarrollados para crear una "voluntad de presionar" que conduzca a ejercer "acciones colectivas" que ayuden a las personas más pobres del planeta. Gates pronunció esas palabras hoy en el transcurso de una conferencia en la Universidad de Oviedo sobre la labor de su Fundación, galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2006.

Bill Gates quiso así mostrar su agradecimiento personal por la concesión del Premio Príncipe de Asturias, con una conferencia en la que estuvo presente el Príncipe de Asturias, Don Felipe. Para Gates, una de las prioridades de su Fundación filantrópica es garantizar que los ciudadanos del mundo rico, de grandes empresas , de gobiernos, de líderes y ciudadanos del mundo en vías de desarrollo lleguen "a un acuerdo en lo tocante a dónde residen nuestras responsabilidades".

El cambio de mentalidad que propuso Gates pasa por que la gente que dice que no está dispuesta "a aceptar que exista malaria, o tuberculosis, o SIDA" en su país, empiece a decir: "No estoy dispuesto a aceptar que exista malaria, o tuberculosis, o SIDA en mi mundo". Sólo así, según Gates, comenzarán a "hacer funcionar las ruedas de la acción colectiva".

Para hacer posible ese cambio, Gates dijo que los individuos deben admitir que son responsables de sus vecinos, quienes no son la familia de al lado, o los compatriotas, sino "nuestros semejantes de todo el mundo". Señaló que los gobiernos, el sector privado y los individuos tiene que incorporar una definición "más amplia" de la responsabilidad individual así como una voluntad de presionar para que se ejerzan acciones colectivas. "Necesitamos las acciones colectivas porque ninguna organización tiene el dinero ni la experiencia, ni el conocimiento para realizar ese trabajo por su cuenta".

Los problemas de los ricos

Sin embargo, Gates reconoció que la actual situación aún está lejos de ese cambio que propone. Dijo que los gobiernos de los países ricos no están luchando contra algunas de las enfermedades más mortales del mundo, "porque los países ricos no las sufren". Añadió que el sector privado tampoco está desarrollando vacunas y medicinas para dichas enfermedades, "porque los países en vías de desarrollo no pueden comprarlas". Dijo que actualmente las fuerzas del mercado han generado un mundo en el que la mayor parte del dinero que se gasta en investigación sanitaria va dedicado a los problemas de las personas más ricas.

"Hasta ahora, el mundo ha globalizado su economía, pero no ha globalizado la atención que se ofrece al pueblo", comentó. En ese contexto, dijo que su fundación intenta garantizar que, con la innovación y el nuevo conocimiento generados, la ciencia y la innnovación se dirijan a las necesidades de los pobres y sean asequibles para ellos. Sin embargo, dijo que poner la tecnología al servicio de la humanidad "no consiste en tomar la tecnología tal como se utiliza en el mundo desarrollado y subvencionar su uso en el mundo en vías de desarrollo". Así, comentó que hay que "empezar" por los seres humanos y luego descubrir si esa tecnología puede satisfacer las necesidades humanas de una forma "más barata, eficaz o extensa". "El verdadero desafío consiste en sacar el mayor partido del tiempo y del dinero con el que contamos, invertir cada dólar y cada hora de la mejor manera posible".