Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRONOLOGÍA

Historia de la investigación europea antimonopolio a Microsoft

La mayor compañía de software del mundo ha cumplido todas las exigencias impuestas en 2004 excepto la de proporcionar información a sus competidores

Diciembre de 1998

La compañía estadounidense Sun Microsystems presenta ante la Comisión Europea (CE) una denuncia contra Microsoft por abuso de posición dominante.

Febrero de 2000

Bruselas revela que está investigando el posible abuso de posición dominante en el mercado de sistemas operativos.

Agosto de 2000

La Comisión abre un procedimiento formal contra Microsoft, a la que acusa de no ofrecer información técnica a otros fabricantes para que sus productos puedan ser totalmente compatibles con Windows. Las autoridades comunitarias dicen también que el gigante informático discrimina a algunos en la concesión de licencias, permisos para que usen sus tecnologías.

Agosto de 2001

Las autoridades europeas abren procedimientos adicionales contra Microsoft, al sospechar que la empresa puede usar prácticas ilegales para ampliar su dominio en los sistemas operativos para servidores de gama baja y que, además, está integrando ilegalmente su programa Media Player en Windows.

Agosto de 2003

La Comisión ofrece a Microsoft una última oportunidad para alcanzar una solución negociada antes de terminar su investigación antimonopolio. Las negociaciones se dan por fracasadas a principios de marzo de 2004, y el entonces comisario de Competencia, Mario Monti, anuncia que propondrá una sanción al Colegio de Comisarios.

24 de marzo de 2004

La Comisión Europea impone a Microsoft una multa de 497 millones de euros por abuso de posición dominante, la mayor sanción impuesta hasta la fecha por Bruselas. Además de la sanción económica, se exigía a la compañía de Bill Gates que proporcionase a los fabricantes de ordenadores el sistema Windows desprovisto del reproductor multimedia Media Player, y que compartiese información con sus competidores en el campo de los servidores, para que éstos puedan producir aparatos que funcionen con Windows como lo hacen los propios productos de Microsoft.

8 de junio de 2004

Microsoft presenta un recurso ante el Tribunal de Primera Instancia de la UE en el que solicita la anulación de la decisión de la Comisión.

Diciembre de 2004

El Tribunal de Primera Instancia de la UE rechaza la petición de suspesión realizada por Microsoft, que se ve obligada a pagar la multa y a elaborar una versión de Windows sin Media Player. También deberá dar datos técnicos a sus competidores para garantizar la compatibilidad de sus productos.

Mayo de 2005

Bruselas no está satisfecha con las acciones de Microsoft, pues considera incompleta la documentación aportada. La comisión fija una fecha límite, el 1 de junio de 2005, para que Microsoft cumpla. Por primera vez amenaza con imponer a la compañía una multa diaria equivalente al 5% del volumen de negocios medio diario de la multinacional.

1 de junio de 2005

La compañía apura el plazo y presenta en el último minuto una propuesta de sobre el cumplimiento de las sanciones relativas a la documentación sobre el funcionamiento de sus sistemas.

Diciembre de 2005

La Comisión Europea sigue considerando insuficiente la información aportada por Microsoft, y amenaza con una multa de hasta dos millones de euros diarios . Da otro ultimátum de cinco semanas a la compañía. El plazo expira el 25 de enero de 2006.

24 de enero de 2006

La UE amplía el plazo tres semanas.

15 de febrero de 2006

Microsoft vuelve asegura que ha cumplido con las sanciones de la UE, al proporcionar miles de documentos sobre sus protocolos de comunicaciones, pero la Comisión afirma que e corresponde a ella decidir si el gigante informático ha cumplido sus requerimientos y que que "estudiará cuidadosamente" la información aportada.

24 de febrero de 2006

Microsoft acusa a la Comisión Europea de vulnerar su derecho a la defensa, e insiste en que con la documentación que ha proporcionado las sanciones por monopolio están cumplidas.

10 de marzo de 2006

El Ejecutivo comunitario reitera que el gigante informático no está cumpliendo las obligaciones establecidas por la Comisión en marzo de 2004. Sus expertos dicen que el material proporcionado por Microsoft sigue siendo "incompleto, impreciso e inutilizable".

4 de julio de 2006

Los 25 miembros de la UE dan vía libre al Ejecutivo comunitario para que imponga una nueva sanción económica a Microsoft.

12 de julio de 2006

Bruselas multa a Microsoft con 280,5 millones por incumplir las sanciones impuestas en 2004

31 de julio de 2006

La Comisión Europea comunica que Microsoft ha realizado una nueva entrega de documentación para evitar nuevas sanciones.

17 de septiembre de 2007

El Tribunal de la Unión Europea rechaza el recurso de Microsoft contra la multa de 497,2 millones de euros que en 2004 le impuso la Comisión Europea por abusar de su posición dominante. El gigante de Redmond se enfrenta a una sentencia histórica que marca un antes y un después en la política de competencia comunitaria. El fallo del Tribunal de Primera Instancia puede ser recurrido, en el plazo de dos meses, ante el Tribunal de Justicia de la UE.

22 de Octubre de 2007

Microsoft acata las sanciones impuestas por el Tribunal de la UE, pero logar acordar tres tres cambios sustanciales. En primer lugar, los fabricantes que desarrollan programas en código abierto podrán acceder y usar la información sobre interoperabilidad con Windows. Además, los derechos que se paguen por esa información se reducirán a un pago único de 10.000 euros. Finalmente, los derechos que se paguen por una licencia a nivel mundial que incluya patentes se reducirán del 5,95% al 0,4%, frente al 7% solicitado inicialmente