Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los problemas de crear un nuevo dominio

Los organismos encargados de la creación de los dominios '.eu' y el relanzamiento de los '.es' intentaron evitar a los especuladores

El lanzamiento de un nuevo dominio de Internet es como la recalificación como urbanizable de una gran parte de terreno en una ciudad. Con la aparición del dominio '.eu' o '.tel', o con el relanzamiento de los dominios '.es', se abren en la Red nuevos espacios en los que publicar páginas, una nueva oportunidad para conseguir dominios atractivos que ha de ser gestionada con cuidado para que las direcciones más valiosas no caigan en manos de unos pocos. Es lo que se intentó con el relanzamiento de los dominios '.es' y el nacimiento del dominio europeo '.eu'.

Red.es, organismo dependiente del ministerio de Industria que gestiona la direcciones de Internet que llevan el sufijo identificativo de este país, decidió el año pasado establecer normas más flexibles para la obtención de dominios '.es', tras unos años en los que una política restrictiva lastró en cierto modo la extensión de estas direcciones. La reordenación de este mercado, con una nueva normativa que permite el registro de nombres de dominio genéricos, algo que antes resultaba imposible, ha hecho que en marzo de 2006 se registren hasta cuatro veces más dominios '.es' que en el mismo mes del año pasado, según datos de la Asociación de Internautas.

Carlos San Juan, subdirector de dominios de Red.es recuerda que para evitar que al abrirse la mano marcas registradas e instituciones vieran cómo otros llegaban antes a registrar dominios con sus nombres se establecieron dos fases transitorias. "La primera duró 30 días, para administraciones públicas, en la que había más flexibilidad respecto a los criterios que antes decían lo que podían registrar. Después, sin solaparse, hubo otra fase reservada para empresas, marcas registradas y ONGs, y más tarde se publicó el proceso de resolución de conflictos, en el que se explica cómo el titular de un derecho previo puede acudir a la resolución extrajudicial si le han registrado su nombre".

Pese a estas precauciones se dieron casos marcas registradas que fueron adquiridas como dominio por otras personas, y algunos de estos casos han dado lugar a una "veintena de demandas", un número alto "si se considera en relación al número total de dominios, 360.000". Al final, los propietarios de la marca usurpada no demandan porque, según explica San Juan, "el ciberocupa conoce el coste de recuperar la marca por la vía legal, e intenta vender el nombre de dominio a un precio inferior, y en muchos casos la marca acepta. Nosotros intentamos que la empresa no pacte, porque eso da lugar a una mayor ciberocupación".

Pero no siempre las precauciones adoptadas en el lanzamiento de un nuevo dominio de Internet dan resultado. En el lanzamiento del dominio '.eu' agentes registradores autorizados lograron hacerse con muchas direcciones realizando peticiones desde diferentes ordenadores al mismo tiempo y según explica Carlos Blanco, y director general de ITNET Consulting Business "varias empresas americanas dieron de alta varios registradores para tener más posibilidades de registro de dominios. En los primeros minutos de altas automáticas estos lograron comprar desde sus cientos de direcciones de Internet muchos de los mejores dominios disponibles con ánimo exclusivamente especulativo, lo grave es que incluso han comprado muchos dominios de marcas o portales conocidos".

Ante estas situaciones, Blanco afirma que lo único que puede hacer un particular o una empresa para tener más posibilidades de lograr la dirección que desea cuando se lanza un nuevo dominio es "prerregistrarlo (reservarlo) el dominio en el máximo número de registradores autorizados".