Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nace Géant2, la mayor Red de investigación de Europa

Emplea fotones transportar la información por la red europea, cuya infraestructura está integrada por más de 3.500 instituciones universitarias de 34 países

Más de tres millones de profesionales y estudiantes del mundo científico cuentan desde hoy con la primera red paneuropea de alta velocidad de transmisión de datos, en la que se integra la española RedIris, para enviar grandes volúmenes de información hasta una tasa de 320 gigabytes por segundo. El desarrollo de Géant2 (www.geant2.net), ha costado 200 millones de euros, de los que la Comisión Europea puso 93 y el resto fue aportado por los Estados miembros. La red tiene "capacidades ilimitadas", por lo que a la larga podrá ser "un motor de la economía", según señaló el representante de la empresa sin ánimo de lucro encargada de gestionarla, "Dante", Dai Davies.

Una de sus mayores singularidades es que emplea fotones en lugarde electrones para transportar la información por la red europea, cuya infraestructura está integrada por más de 3.500 instituciones universitarias de 34 países del continente, entre ellos Rusia. Además, la red mantiene conexiones con otras nacionales de educación e investigación de Latinoamérica, la región Mediterránea, los Balcanes, la de Asia Pacífico, Asia Central, la zona sur de Africa y el Cáucaso.

Esta nueva infraestructura de transmisión de datos combina el uso de fibra óptica negra con la tecnología de banda ancha para enviar, por ejemplo, datos destinados a aplicaciones científicas avanzadas o para conectar en tiempo real con radiotelescopios de todo el mundo. La comisaria europea de la Sociedad de la Información, Viviane Reding, afirmó que Géant2 representa verdaderamente un paso de gigante" para facilitar a los investigadores y estudiantes la comunicación entre ellos, tanto en Europa, como desde cualquier lugar donde se encuentren.

Toda la fibra óptica

La nueva red es la evolución de su antecesora Géant (2000), que ofrecía una tasa de transmisión de varios gigabytes y permitió interconectar a "la mayor comunidad de científicos y universitarios del mundo". El original fue la primera red paneuropea de comunicación de datos utilizada con fines de investigación y enseñanza que abarcó desde Islandia hasta más allá del Cáucaso. Estaba formada por enlaces en los que el ancho de banda era limitado y se alquilaba una parte de la capacidad de la fibra a los proveedores comerciales. La nueva Géant2, en cambio, alquila toda la fibra óptica, que queda a su entera disposición.

Las conexiones actuales a Géant se realizan desde un nodo central en Madrid, con dos enlaces de 10 Gbps hasta París y Milán, y un tercero con Lisboa de 2,5 Gbps. Con GÉANT 2 son París y Ginebra los nuevos enlaces con el nudo de la capital. La Red empezó a desarrollarse en septiembre de 2004 y funcionará en principio durante cuatro años, como hizo Géant. Mejorar el acceso al mercado libre de los países menos ricos, potenciar la investigación universitaria y la educación, animar a los científicos a desplazarse en busca de mejores oportunidades, mejorar el uso de los recursos y apoyar el desarrollo sostenible, son otros desafíos a los que también hará frente.