Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Autorizan en EE UU el trasplante de un riñón que el paciente obtuvo en un 'web' de pago

En un principio el centro rechazó la intervención por las dudas legales sobre la forma en que se encontró al donante

Los servicios que se prestan desde la red tienen en la mayoría de los casos un carácter global, lo que puede generar conflictos con las leyes vigentes en cada país. Es lo que ha pasado en EE UU, donde un hospital de Denver ha autorizado un transplante de riñón al que en un principio se negó. Dudaba sobre la legalidad del proceso seguido para conseguir el órgano, logrado gracias a una web que cobró unos 300 dólares mensuales por buscar a un donante compatible. La intervención está prevista finalmente para esta tarde.

Los expertos señalan que intentar sortear los cauces utilizados normalmente para lograr un donante de órganos suele ser peligroso, cuando no ilegal. Algunos médicos sospechan incluso que tras los servicios de empresas privadas que buscan donantes compatibles con los enfermos que necesitan un trasplante se esconde la compraventa de órganos.

Estas preocupaciones son las que han hecho dudar al Centro Médico Presbiteriano de St. Luke, en Denver, sobre la pertinencia de transplantar a un paciente un riñón que para él había 'encontrado' una empresa privada que opera a través de Internet.

En principio, Bob Hickey iba a someterse a la operación el pasado lunes en un hospital de Denver, pero los responsables del centro le comunicaron poco antes de la hora fijada que la intervención no podría realizarse porque el paciente había utilizado para localizar al donante los servicios de 'MatchingDonors.com', una web que no cuenta con el respaldo del Gobierno de EE UU.

Hickey, que había pagado 297 dólares al mes para que los responsables de esta página le incluyeran en una lista de solicitantes de órganos, acusó al hospital de torturarle y dijo que el cirujano, el doctor Igal Kam, estaba acusando a su donante y a él "de conspirar de alguna manera" para pagar por el órgano. "No es cierto", afirmó al tiempo que defendía la transparencia de todo el proceso.

Además de el desembolso mensual en MaatchingDonors.com, el único pago que Hickey reconoce haber realizado es el de los billetes de avión que compró para que su donante, procedente de Tennesse, se desplazase hasta Denver, el hotel, y los gastos.

El martes por la tarde el hospital comunicó que haría una excepción con el u permitiría que la operación se llevase a cabo en la mañana de hoy. El enfermo declaraba tras conocer esta noticia que todo el proceso "ha sido una montaña rusa de emociones".

Hickey perdió su riñón izquierdo por culpa de un cáncer hace cuatro años, y el derecho empezó a fallar después también por culpa de esta enfermedad. Desde entonces pasa cuatro horas diarias en diálisis. "Un donante sería una bendición de Dios para mi", escribía en su perfil colgado en MatchingDonors.com.