El reciclaje da mucho trabajo, del bueno

La separación de residuos emplea a 10.143 trabajadores, lo que supone un crecimiento de un 18,8% entre 2013 y 2017, el periodo analizado en un estudio

iStock

El reciclaje da mucho trabajo. Da trabajo gratificante al creciente número de ciudadanos concienciados con la separación de residuos –los españoles depositaron un 8,1% más de envases en los contenedores azul y amarillo en 2019 que el año anterior, según Ecoembes– y da trabajo directo a 10.143 empleados de este sector. El Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud de Comisiones Obreras (ISTAS-CCOO) ha publicado un estudio este octubre en el que analiza la cantidad y la calidad de empleo asociado al reciclaje de los envases y el papel y cartón. El informe concluye que el empleo directo entre 2013 y 2017, el periodo de análisis, aumentó un 18,8%. El incremento de los ocupados totales en este intervalo temporal en España fue de un 9,8%, según la Encuesta de Población Activa (EPA). “El objetivo era conocer el comportamiento del sector en la etapa poscrisis. Averiguar si generaba nuevo empleo y si lo hacía más que la media de la economía”, afirma Vicente López, director gerente de Istas-CCOO. Sí y sí.

La cifra de ocupados aumenta hasta los 46.210 si se considera el empleo indirecto e inducido. El primer concepto atiende a los servicios jurídicos o de consultaría, a la empresa que confecciona las prendas de vestir de los basureros o a los servicios de reparación de maquinaria. El empleo indirecto se estima en 18.012 puestos de trabajo. El segundo termino, ya en una posición más alejada en la economía del reciclaje, hace referencia al empleo que se genera a partir del consumo de los trabajadores de este sector. El cajero del supermercado o camarero que atiende a un operario de una planta de separación de residuos o a un conductor de un camión de la basura en su tiempo libre. Empleos derivados del consumo de los trabajadores del reciclaje.

Por especialidad. La selección de envases emplea a 3.724 personas, la recogida da trabajo a 2.685 y la transformación del material, a 1.047 personas. Son las tres áreas que más trabajo generan. Donde más ha crecido el empleo es en las operaciones de transporte al reciclador, un 67% entre 2013 y 2017. Un 31% en el reciclado y un 25% en la recogida de envases. La actividad desarrollada por el sistema de gestión de envases y residuos de papel y cartón representa el 6,5% del valor añadido bruto y el 16,9% del empleo generado en la economía verde en España.

Cómo se mide la calidad

Dirigido por Istas-CCOO y Ecoembes, el estudio lo llevó a cabo el académico de la Universidad de Málaga Antonio Clavero y la entidad Par Tres Egabrense. Otro de los propósitos era medir la calidad del empleo a través de indicadores como las condiciones laborales y la seguridad en las empresas, la negociación colectiva, la inserción de la mujer, la evolución del salario en el periodo analizado, si el sector atrae talento joven. López repasa las conclusiones: “No se ha constatado brecha de género ni discriminación laboral, la rotación es baja, casi todo el empleo es indefinido y los trabajadores tienen una percepción positiva del sitio en el que trabajan”. Algunos datos que respaldan lo anterior: la antigüedad media de las plantillas es de entre 15 y 20 años. Los contratos temporales representan el 10% y se explica por el refuerzo en periodos festivos. El contrato parcial es residual. La presencia de migrantes no es significativa salvo en Cataluña.

Que los empleados gocen de vacaciones, que sus empresas les faciliten el material necesario para preservar su seguridad y salud y que realicen de media 39 horas, como observa el estudio, son condiciones inherentes a cualquier empleo en 2020. “La recogida de residuos ha contado normalmente con una buena organización sindical, lo que ha dado sus frutos en lo que respecta a las condiciones laborales”, afirma el sindicalista.

López señala la importancia de las directivas europeas para afianzar el crecimiento del empleo. “Se va a fortalecer en términos cuantitativos y cualitativos. Se percibe una modernización del sector porque es empleo de futuro”. Más presente que futuro es el problema de las regiones que pierden población cada año. López responde: “El sector del reciclaje ayuda a fijar empleo en la España vaciada. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que abogan por que el residuo se convierta en recursos productivos, garantizan una estabilidad a largo plazo”. La directiva 2018/852 enunciada hace dos años por el parlamento europeo establece que a más tardar el 31 de diciembre de 2025 se reciclará un mínimo del 65% en peso de todos los residuos de envases y un 70% en 2030.

Más información

Lo más visto en...

Top 50