Por qué los alimentos ecológicos triunfan en la cesta de la compra

Además de sus beneficios para el medioambiente y la biodiversidad, los productos ecológicos son asequibles para el bolsillo y atraen cada año a más consumidores. En poco tiempo, estos alimentos y bebidas han ganado peso en los supermercados

Getty Images/iStock

No todos los alimentos son iguales. Más allá de que en la variedad está el gusto y de que cada uno aporta unos determinados nutrientes al organismo, cada vez más personas confían en los productos de origen ecológico. Su principal característica es que, debido a su método de producción, minimizan su impacto adverso en el medioambiente.

Los vegetales ecológicos (frutas, hortalizas, legumbres, verduras) se cultivan de forma natural, sin recurrir a fertilizantes ni pesticidas químicos ni semillas modificadas genéticamente. Sus procesos agrícolas respetan los ciclos naturales de maduración y crecimiento, así como la rotación de los cultivos. A su vez, contribuyen a preservar la biodiversidad, ya que no solamente se cultivan las semillas más productivas y rentables, sino las variedades autóctonas bien adaptadas y equilibradas con el ecosistema.

Según el Informe anual de la producción ecológica en España 2020, el consumo de alimentos ecológicos ha crecido un 96% en nuestro país desde 2012, y seis de cada diez personas ya los incluyen en su cesta de la compra

Algo similar ocurre con la ganadería, que garantiza en todo momento el bienestar de los animales. Criados en libertad o con acceso al aire libre, se les alimenta con piensos procedentes de cultivos ecológicos para asegurarse de que no ingieren sustancias nocivas. Tampoco se les suministra antibióticos.

Todos estos factores repercuten (para bien) a favor de la salud del planeta… y de los consumidores. De hecho, la alimentación ecológica puede ayudar a cumplir al menos ocho de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aprobados por Naciones Unidas en su Agenda 2030. Estos ODS son una hoja de ruta a favor de la sostenibilidad y de la supervivencia de las futuras generaciones.

Mayor consumo en España

Cada vez es más habitual encontrar estos productos ecológicos en los supermercados, cuyo consumo se ha multiplicado en pocos años. El último Informe de consumo alimentario en España, elaborado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, revela que los alimentos BIO ya suponen el 3,6% del volumen total de ventas.

EROSKI ha reforzado su apuesta por EROSKI BIO y EROSKI Natur BIO: hoy ya pueden encontrarse hasta 103 productos tanto en sus establecimientos como en el supermercado 'online'.
EROSKI ha reforzado su apuesta por EROSKI BIO y EROSKI Natur BIO: hoy ya pueden encontrarse hasta 103 productos tanto en sus establecimientos como en el supermercado 'online'.

Frutas frescas y hortalizas, seguidas de carne, patatas, pan, huevos y leche, fueron los alimentos ecológicos más consumidos en España, una de las referencias a nivel mundial en el mercado de los alimentos BIO. Desde 2012, el consumo de estos productos ha crecido un 96% en nuestro país (en el último año, más de un 16%), y seis de cada diez personas ya incluyen estos productos en su cesta de la compra, según el Informe anual de la producción ecológica en España 2020.

Consciente de los nuevos gustos de los consumidores y de que la tendencia ya es imparable, EROSKI ha reforzado su apuesta por EROSKI BIO (productos elaborados como arroz, pasta, aceite, caldo de pollo, salsa de tomate…) y EROSKI Natur BIO (frescos, como frutas, verduras, huevos y carnes). Hoy ya pueden encontrarse hasta 103 productos EROSKI BIO y EROSKI Natur BIO tanto en sus establecimientos como en el supermercado online. En solo un año, la cooperativa casi ha duplicado su oferta y ha incorporado novedades importantes para la despensa: kéfir de cabra, crema de calabaza, frutos secos, tarritos de fruta, rooibos, yogur, hamburguesas, aceite, miel, bebidas vegetales, huevos … De esta manera, EROSKI consolida una de sus principales misiones: promover el consumo de productos más saludables, sostenibles y respetuosos con el entorno.

Además, al tratarse de una marca propia, su precio es más accesible y económico, por lo que acerca el concepto BIO a todos los bolsillos. Reconocer estos alimentos BIO es muy sencillo. La clave está en la etiqueta: el logotipo de la eurohoja de la UE certifica que estos productos proceden de agricultura y ganadería ecológica y que cumplen de manera estricta con la normativa europea. Un producto solo puede llevar este sello si contiene, al menos, un 95 % de ingredientes ecológicos. La etiqueta también puede incluir un sello de la comunidad autónoma donde se ha envasado el alimento. Verduras, legumbres, conservas, zumos, semillas, productos frescos… todos ellos con la calidad garantizada de su origen ecológico y al mejor precio EROSKI.

Archivado En:

Más información