Adiós al aceite de palma

La grasa vegetal más utilizada en el sector de la alimentación desaparece de más de 300 productos de la marca EROSKI. Un paso más de la cadena de supermercados a favor de la alimentación saludable de las familias

Los niños deben aprender a reducir el consumo de productos procesados. La grasa de palma da a los alimentos una textura suave, cremosa y consistente que les 'engancha'.
Los niños deben aprender a reducir el consumo de productos procesados. La grasa de palma da a los alimentos una textura suave, cremosa y consistente que les 'engancha'.Elena Gurova / Getty Images/iStockphoto

La grasa es, junto a los hidratos de carbono y las proteínas, un macronutriente necesario que debe estar presente en cualquier dieta. Siempre que proceda, eso sí, de alimentos saludables y en su justa medida, ya que su consumo diario aporta la cantidad necesaria de ácidos grasos esenciales para el organismo. Las grasas beneficiosas para la salud, es decir, las saludables o neutras, se encuentran de forma natural en alimentos como el aceite de oliva virgen y otros aceites vegetales, el aguacate, los frutos secos, las semillas, los huevos, los pescados azules y los lácteos.

Precisamente uno de los aceites más utilizados en el sector de la alimentación es de origen vegetal. Se trata del aceite de palma, presente en una amplia variedad de platos preparados, helados, salsas, margarinas, galletas, bollería, pizza, chocolates, confitería, snacks, palitos de pan… Por un lado, es un ingrediente económico y, a su vez, aporta una textura suave, cremosa y consistente a los alimentos, sobre todo a los procesados. No obstante, su composición es de calidad inferior.

Por ese motivo, EROSKI ha dado un paso más en la mejora de la calidad de sus productos y ha eliminado la grasa de palma de todos sus productos de marca propia. Para conseguirlo, la ha sustituido por otras grasas de mejor perfil nutricional. Fue hace cuatro años cuando EROSKI decidió, de forma completamente libre y voluntaria, prescindir de este aceite para facilitar así un modelo de alimentación más saludable a sus clientes. En 2018, la cooperativa incluyó esta decisión en uno de sus diez compromisos a favor de la salud y la sostenibilidad. Hoy, EROSKI, en colaboración con 43 fabricantes y tras un trabajo intenso, ha eliminado la grasa de palma de 308 productos propios que pueden adquirirse en sus tiendas y en su canal online. Un avance más en la mejora nutricional que la firma busca desde sus orígenes.

Productos 100% libres de grasa de palma en el hipermercado EROSKI Artea (Leioa, Bizkaia).
Productos 100% libres de grasa de palma en el hipermercado EROSKI Artea (Leioa, Bizkaia).

De hecho, EROSKI ya eliminó hace 12 años las grasas parcialmente hidrogenadas. Su compromiso fundamental es promover una alimentación equilibrada.

Esta fórmula refleja su filosofía, cuyo modelo pasa porque su marca propia tenga las mejores cualidades nutricionales. La cooperativa lleva reformulando sus productos desde 2013, lo que ha contribuido a combatir enfermedades como la diabetes, la obesidad, el colesterol o la hipertensión.

Las grasas juegan un papel muy importante dentro de nuestro organismo, por lo que en ningún caso deben suprimirse, y menos aún en la alimentación diaria de los más pequeños

Imprescindibles en la dieta

Lo cierto es que las grasas tienen funciones muy importantes dentro de nuestro organismo, por lo que en ningún caso deben suprimirse, menos aún en la dieta de los más pequeños. Aportan ácidos grasos esenciales que el cuerpo no puede producir, sirven para absorber las vitaminas A, D, K y E, generan energía y mejoran el sabor y la textura de los alimentos.

La clave pasa por distinguir cuáles son las grasas saludables e incorporarlas con toda naturalidad a nuestra dieta. Tampoco hace falta que seas un experto nutricionista ni que midas al detalle todo lo que entra en tu plato. Basta con que tomes nota de algunas recomendaciones muy útiles:

• Es imprescindible que incorpores alimentos saludables al menú diario. Ya sabes: frutas y verduras de temporada, aceite de oliva virgen extra, cereales integrales, legumbres, lácteos naturales, pescado, carnes blancas y frutos secos (mejor crudos o tostados, sin sal añadida).

• Compra alimentos frescos y, si están procesados, que sean lo mínimo posible (por ejemplo, legumbres cocidas en bote, verduras en conserva, encurtidos o sopas frías).

• No abuses de los fritos y escoge métodos de cocción más saludables: en agua, a la plancha o a la parrilla, horno o al vapor.

Si eliges aquellas grasas que se encuentran en los alimentos de forma natural, tienes mucho ganado. Y ante cualquier duda, revisa el etiquetado nutricional de los productos. El semáforo nutricional incluido en los productos EROSKI nos da la información necesaria sobre la cantidad de grasa total y de grasa saturada que incluye el producto y además cuentan con el Nutri-Score para ayudarte a elegir. De esta manera, evitarás aquellos que son menos recomendables.

Más información sobre la grasa de palma en Consumer.

Un puñado de frutos secos, crudos o tostados, representa una alternativa muy saludable.
Un puñado de frutos secos, crudos o tostados, representa una alternativa muy saludable.fcafotodigital / Getty Images

Archivado En: