El desalojo policial de un joven en el metro de Nueva York por una discusión sobre mascarillas se vuelve viral

El pasajero pidió a los agentes que se pusieran el tapabocas, como establecen las leyes federales, pero fue sacado a empujones del suburbano

La policía de Nueva York desaloja a un joven del metro.Vídeo: RR. SS. @toriahall

El mundo al revés. Un vídeo que muestra el desalojo de un pasajero de un andén del metro de Nueva York, empujado por dos policías a los que había pedido que usaran mascarilla, ha provocado perplejidad y abundantes críticas en la ciudad. El joven, con el preceptivo tapabocas de las ordenanzas federales, había preguntado a los agentes por qué iban a cara descubierta y estos, como respuesta, le echaron. Los anuncios sobre la obligatoriedad de la mascarilla como medida de prevención de la covid-19 son ubicuos en todo el suburbano neoyorquino, pero la observancia se queda en el 90%, según la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA, en sus siglas inglesas). Los dos agentes enfrentan medidas disciplinarias, aunque menores.

El joven, Andrew Gilbert, aparece en el vídeo pidiendo a gritos la placa con el número de identificación a los policías, mientras estos le sacan a empellones por una salida de emergencia de una estación de metro en Manhattan. Ninguno de los agentes, un hombre y una mujer, se identifica y sí en cambio recriminan a Gilbert a gritos su “comportamiento problemático”. “La policía fue muy desagradable”, ha contado Victoria, la pasajera que empezó a grabar el incidente con su móvil al apreciar que los policías “se estaban poniendo muy agresivos”.

“Absolutamente imperdonable”, ha dicho el máximo responsable del Departamento de Policía de Nueva York, Dermot Shea, quien señaló no obstante que los dos empleados no serán despedidos, solo sancionados. El castigo podría consistir en la pérdida de hasta 10 días de vacaciones, según explicaron fuentes del departamento al diario The New York Post. Para más inri, el Departamento de Policía prescribe el uso de mascarilla, independientemente de cuál sea el estatus de vacunación de sus trabajadores. Los dos agentes forman parte de un despliegue adicional de un millar de efectivos para responder al repunte de algunos delitos en el suburbano, como agresiones, que se han incrementado un 35% con respecto a 2020. Se supone que en la estadística no se incluyen las agresiones a pasajeros por parte de las fuerzas del orden.

Paradójicamente, la ley permite a los agentes imponer multas de 50 dólares a los usuarios del metro que no cumplan con la medida higiénico-sanitaria. Se han impuesto poquísimas, según el registro de la MTA. No hay más que viajar, a cualquier hora del día, en cualquiera de las líneas del vetusto metro neoyorquino, para apreciar la impunidad: siempre hay algún pasajero sin mascarilla; muchas veces, varios en un solo vagón, tosiendo o estornudando sin recato.

Vacuna obligatoria para empleados municipales

El alcalde, Bill de Blasio, anunció este miércoles que para el 29 de octubre todos los trabajadores municipales —incluidos los de primera línea, como bomberos y policías— deben haberse vacunado con al menos una dosis. Hasta ahora, la obligatoriedad de la vacuna podía sustituirse por pruebas semanales de coronavirus. Como incentivo, los funcionarios recibirán un bono de 500 dólares en su nómina tras el primer pinchazo en un centro de vacunación municipal. Aquellos que rechacen hacerlo serán dados de baja, sin sueldo, hasta que enseñen la prueba de vacunación a sus supervisores. “El privilegio de servir a los ciudadanos de Nueva York implica la responsabilidad de mantenerlos seguros”, dijo De Blasio.

El regidor, que vive sus últimas semanas como máxima autoridad de la ciudad —el 2 de noviembre se celebran elecciones para elegir a su sustituto—, se mostró horrorizado, sin palabras, tras ver el vídeo de la agresión policial en el metro. “Hay una investigación en marcha, y espero que se adopten medidas disciplinarias en este caso, porque es obvio que los agentes no llevaban la mascarilla”, dijo el alcalde, que no aludió al comportamiento abusivo de los agentes del orden.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS