La fiscal atribuye al detenido por el ‘caso Marta Calvo’ varios homicidios con el nexo de la intoxicación con cocaína

Jorge Ignacio Palma se niega a declarar ante el juez y a revelar el paradero de los restos de la joven desaparecida hace un año

Jorge Ignacio Palma, al entrar en los juzgados de Alzira el pasado mes de diciembre.
Jorge Ignacio Palma, al entrar en los juzgados de Alzira el pasado mes de diciembre.Monica Torres / EL PAÍS

La Fiscalía de Valencia atribuye provisionalmente a Jorge Ignacio Palma, el confeso descuartizador de Marta Calvo, la joven valenciana desparecida hace justo un año, varios delitos de homicidio, tres de ellos intentados, y un delito de omisión del deber de socorro. En todos los casos, el modus operandi es el mismo: encuentros sexuales concertados en el que el colombiano, de 39 años, introducía en los genitales de las víctimas sin su consentimiento grandes dosis de cocaína que podían causar intoxicaciones, ataques, convulsiones e incluso la muerte, según la investigación policial. Esta se basa en las circunstancias del fallecimiento de tres jóvenes en Valencia y en el testimonio de más de un decena de mujeres que fueron objeto del mismo modus operandi.

Este miércoles se ha celebrado en el Juzgado de Instrucción número 20 de València una comparecencia, a puerta cerrada, entre las partes de la causa -acusaciones y defensa- para concretar los delitos que se le atribuyen al acusado y solicitar, en caso de estimarse necesario, nuevas diligencias.

El investigado ha sido trasladado desde la prisión de Picassent hasta los juzgados y se ha vuelto a negar a declarar ante el juez y a revelar dónde está el cadáver de Marta Calvo, desaparecida hace ya un año. “Entendemos que algo oculta y que tiene intereses espúreos”, ha afirmado Pilar Jové, abogada de la madre de la chica, en declaraciones a los medios de comunicación.

Pese a su negativa, cuando se ha acabado la sesión y estaban los micros apagados, el investigado ha afirmado que quería decir que no había matado a ninguna mujer. Un letrado de la acusación ha pedido que constara en acta esta declaración y se ha admitido, según ha podido saber Europa Press.

La fiscal, en su turno, ha expuesto que considera que el investigado es autor de cinco delitos de homicidio, tres de ellos intentados, y uno de omisión del deber de socorro, pero esta imputación podría variar según avance la investigación de la Guardia Civil o si aparecen nuevas presuntas víctimas de Jorge Ignacio.

Por su parte, las acusaciones han elevado el delito hasta el asesinato y le atribuyen, en el caso de los padres de Marta Calvo, un delito contra la salud pública, profanación de cadáver, agresión sexual, y otro delito contra la integridad moral. La acusación incide en el agravante de que la cocaína empleada era de gran pureza, lo que incrementaba el riesgo de muerte. Palma estuvo preso en Italia por narcotráfico y tiene uan causa pendiente en Pamplopna por el mismo motivo. El letrado Juan Carlos Navarro, que representa a cuatro mujeres, imputa al acusado dos asesinatos y dos tentativas de homicidio.

La defensa de Jorge Ignacio Palma ha pedido el sobreseimiento de las actuaciones contra su representado porque las acusaciones que versan sobre él se basan en sospechas y conjeturas que no acreditación su participación en los hechos.

De momento, el juzgado instruye cuatro causas: el fallecimiento de la mujer brasileña Arliene Ramos el 25 de marzo de 2019 en una vivienda de Valencia; la muerte de la colombiana Lady Marcela Vargas el 15 de junio de 2019; la desaparición y muerte de Marta Calvo en noviembre del mismo año, en la localidad valenciana de Manuel, sobre la que Palma confesó que falleció de forma accidental tras mantener relaciones sexuales con grandes dosis de cocaína, y la denuncia de una mujer por introducirle sin su consentimiento la misma droga. Las causas podrían aumentar a raíz de las denuncias de más de una decena de mujeres que fueron víctimas del proceder del detenido, que está en prisión provisional en Picassent.

En septiembre, el juzgado acumuló todas las causas y estimó que los hechos podrían “ser constitutivos, indiciariamente, de al menos dos delitos de homicidio doloso y dos delitos de omisión del deber de socorro”. La calificación puede variar en el próximo pronunciamiento judicial tras escuchar a las partes este miércoles y por el avance en las pesquisas.

Sobre el caso de Marta Calvo, la Guardia Civil tiene abiertas varias líneas de investigación: busca ADN de la joven, de 25 años, en su vehículo tras no hallar ningún rastro de ella en el vertedero de Dos Aguas; y examina su Ipad.

Lo más visto en...

Top 50