Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jurado declara culpable de asesinato “con alevosía” a la mujer acusada de matar a su hija en Bilbao

La Fiscalía y la acusación piden prisión permanente revisable para la progenitora de la niña, que tenía nueve años

Valeriano Borja, padre de la niña asesinada, junto a la hermana de la pequeña, Josune (derecha) y la madrastra de esta (centro).
Valeriano Borja, padre de la niña asesinada, junto a la hermana de la pequeña, Josune (derecha) y la madrastra de esta (centro).

La han declarado culpable por unanimidad. El jurado popular considera que ha quedado probado que Inmaculada de la Torre, la madre de la niña de nueve años que murió el pasado enero en Bilbao, es responsable de un asesinato "con alevosía" agravado, debido a que la víctima era menor de 16 años y a la relación de parentesco que existía entre la procesada y la niña. La pequeña se llamaba Kiara y falleció a consecuencia de una parada cardiorrespiratoria tras haber ingerido una dosis letal de fármacos. Quizá pudo concurrir "algún mecanismo de asfixia", aunque este extremo no se pudo determinar, según declararon los peritos forenses durante el juicio. Tanto la Fiscalía como la acusación piden prisión permanente revisable para la mujer. 

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Bizkaia acogió el juicio entre el 12 y el 17 de diciembre. El jurado ha emitido su veredicto este jueves. Tras la sesión, Valeriano Borja, el padre de la niña, ha reconocido sentir "alivio". El hombre, que ejerce la acusación particular, no figura en los registros como el progenitor de Kiara, su única hija. Según su relato, esto se debe a que así la procesada podía obtener una prestación como madre soltera. Exactamente la misma treta que la mujer usó con su hija Josune, fruto de una relación anterior. De la Torre recibió una ayuda social hasta que Josune cumplió 18 años. Debido a que Borja no figura oficialmente como el padre de Kiara, ahora tendrá que realizarse unos análisis para poder acreditar el parentesco.

La autopsia de la pequeña reveló que en su cuerpo había una gran cantidad de medicamentos. Fue su madre quien suministró presuntamente esos fármacos y ella también tomó un cóctel de medicinas que la mantuvieron dos días ingresada en coma inducido. Después fue arrestada por la Ertzaintza y, desde entonces, permanece en prisión preventiva. Tanto ella como el padre de la menor han asistido a la sesión de este jueves. 

Las nueve personas que conforman el jurado no han apreciado como atenuante que la acusada confesara —su declaración ha variado a lo largo de la investigación— y colaborara cuando la policía se personó en el piso del barrio de Atxuri (Bilbao) en el que vivía junto a la pequeña. La defensa de De la Torre había pedido la libre absolución y, en caso de que fuera declarada culpable de asesinato, que su confesión y colaboración reduzcan la pena.

Durante el juicio, la mujer alegó que un extraño entró en su casa por la fuerza y la obligó a darle pastillas a la niña "en un colacao" y, posteriormente, a ahogarla con la almohada. La Fiscalía, la acusación particular y la acusación popular, ejercida por la asociación Clara Campoamor, solicitan prisión permanente revisable. 

La Fiscalía encuentra a De la Torre "culpable de delito de asesinato con alevosía" agravado por su vínculo familiar con Kiara. Además de la pena de cárcel, el Ministerio Público ha reclamado para ella el pago de las costas judiciales, 20.000 euros de indemnización para la hermana de la niña y otros 70.000 para el padre. 

La acusación particular ha reclamado 160.000 euros de indemnización. Ese ha sido el único momento en que la madre de Kiara ha emitido algún comentario durante la sesión de este jueves. Con un tono de voz muy débil ha tildado de "injusto" que se indemnice al padre porque, según ella, no se ocupaba de la menor. El hombre afirma que no entiende estas palabras ni que a la procesada le preocupe más la suma que él pueda recibir que ser acusada del asesinato de una niña de nueve años. 

"Por fin veo un poco de luz, espero que con la prisión permanente revisable no salga a la calle al menos en 25 años", ha explicado ante los medios el padre al término de la sesión, a la que ha ido acompañado por familiares y amigos. Ana Hernando, representante de la asociación Clara Campoamor, ha insistido en pedir esta pena porque "el veredicto del jurado confirma que fue un asesinato". Y ha valorado que estas nueve personas hayan desestimado atenuar la pena. La familia ha convocado una rueda de prensa para este viernes por la mañana, donde tiene previsto pronunciarse sobre el veredicto emitido por el jurado popular. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información