Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El autocuidado también es cosa de hombres

EL PAÍS y Cadena Ser han celebrado "La nueva masculinidad", un evento en el que médicos, pacientes y expertos han debatido sobre la escasa cultura de prevención entre los varones

Retransmisión en directo del Foro 'La Nueva Masculinidad'.

“La próstata existe”. Con estas palabras ha inaugurado Martín Sellés Fort, director para España y Portugal de Janssen, el foro La nueva masculinidad, celebrado este jueves en la sede de la Fundación Francisco Giner de los Ríos, Madrid. Sellés ha enfatizado en el evento, organizado por EL PAÍS y la Cadena SER, en la necesidad de que los hombres tomen conciencia y cuiden su salud para detectar enfermedades específicamente masculinas, como el cáncer de próstata.

“Tenemos muchas cosas que aprender de las mujeres. Y, entre ellas, tenemos que dedicarle la misma atención a la próstata que ellas dedican al cáncer de mama”, ha añadido el director para España y Portugal de Janssen, colaborador del evento. Asimismo, ha incidido en la necesidad de apostar por la investigación de una enfermedad por la que mueren anualmente 6.000 hombres en España: “Somos un país líder y ejemplar en investigación clínica pero podemos mejorar. Por nuestro prestigio y por la esperanza de nuestros pacientes”.

La ministra en funciones de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo ha destacado por su parte la apuesta por la “perspectiva de género” también en la sanidad. “La construcción tradicional del género masculino limita su percepción de lo necesario que es cuidarse”, ha afirmado. La ministra ha puesto el acento en la promoción del autocuidado entre los hombres y ha alertado del mayor riesgo de padecer enfermedades que podrían ser detectadas y diagnosticadas con anterioridad. “La salud no escapa a la construcción social del género”, ha concluido.

“Todos somos víctimas de los roles de género” ha defendido Milagros Pérez de Oliva, periodista de EL PAÍS. “Necesitamos que los hombres hagan su propia revolución, porque si no cargamos las mujeres el peso de todo el cambio social”, ha dicho antes de dar paso a Juan Guillermo Figueroa, académico en El Colegio de México y experto en salud y clichés masculinos. “Lo que el feminismo ha hecho es desde la experiencia de la marginación. Yo tengo la impresión de que lo que nos hace falta a nosotros es pensar en qué perdemos por ser hombre”, ha reflexionado. El mexicano ha insistido en recordar que la esperanza de vida es más baja en varones que en mujeres y ha acuñado el descuido masculino como “negligencia suicida”. “¿No les parece una estupidez morir por ser hombre?”, ha dicho el escritor de La fragilidad de los invulnerables.

Ana Martínez, doctora en Ciencias Políticas y Sociología, con una especialidad en Antropología social y profesora de Sociología en la URJC, considera que la clave está en distinguir entre ser valiente y ser temerario aunque recalca que aún "estamos a tiempo": “La buena noticia es que podemos cambiar estos roles, porque no son genéticos”. Martínez también ha animado a que los hombres compartan sus experiencias. “Si eres superman, es muy difícil ayudarte. Los hombres no van a atención primaria, van a urgencias cuando ya no tienen más remedio”. Figueroa añadió: “Hay que sacar la próstata de los consultorios”.

Fuera de la consulta y frente a la audiencia del evento. En ese contexto compartió su experiencia como paciente de cáncer el periodista y ex futbolista Michael Robinson, quien achaca el rechazo masculino a cuidarse al “estúpido comportamiento de ser macho”. “Mi enfermedad era perfectamente detectable pero entendí que era de débiles prestarle atención. No quería malas noticias ni reconocer que era vulnerable”. Javier Imbroda, exseleccionador nacional de baloncesto y actual consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía nunca se consideró un “superhéroe”. Sin embargo, se replantea qué podría haber hecho antes de que le detectaran el mismo cáncer. “Lo piensas cuando la muerte coquetea contigo”, ha afirmado. “Yo pensé varias veces que moriría pronto porque mi cáncer iba por delante de la medicina. Pero me tocó ser igual de agresivo que la enfermedad”.

Sandra Ibarra, presidenta de la fundación de lucha contra el cáncer que lleva su nombre, ha señalado los avances en el tratamiento de esta patología y recordó su difícil proceso tras su diagnóstico, hace 24 años: “Yo fui la primera mujer que salió en las noticias y se hizo famosa por haberse curado del cáncer”. Ibarra insiste en que hay que perderle el miedo a hablar del ello y dejar de creer que no va con nosotros. “Mandamos un WhatsApp desde el coche porque el accidente lo va a tener otro. Pero nos puede pasar a todos. El cáncer también”, ha sentenciado. Además, ha instado a vivir y no a padecer el cáncer: “La adversidad también forma parte de la vida”.

El foco ha de estar en la prevención. En eso han coincidido los cuatro expertos que han puesto el broche de cierre al acto. “Hay que erradicar el chiste fácil alrededor del tacto rectal”, ha comentado José Manuel Cózar Olmo, director del Patronato Rector de la Fundación para la Investigación en Urología. “Desde que cambien tus hábitos de orina, tienes que ir al urólogo”, ha dicho.

Anualmente, en España se detectan 34.000 nuevos casos de cáncer de próstata. La tasa de curación alcanza el 90% solo en los casos que se detectan en etapa temprana. Marcos Martínez, gerente del Grupo Español de Pacientes con Cáncer, ha coincidido en la falta de cultura sanitaria: “Muchos de los pacientes visitan el doctor Google, porque el grado de alfabetización médica frente al cáncer aún es muy bajo”.

Antonio Gómez Caamaño, vicepresidente de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica ha destacado el avance de los tratamientos de esta patología. “Gracias a la radiología y la tecnología, la radioterapia es un tratamiento muy efectivo y seguro”. Aránzazu González del Alba, vocal de la Sociedad Española de Oncología Médica y del Grupo Español de Oncología Genitourinaria, ha incidido también en el empoderamiento masculino: “Ha pasado con las mujeres y el cáncer de mama y tenemos que conseguirlo con los varones. El paciente tiene que ser partícipe”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información