Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El portavoz de Vox en El Ejido: “En tiempos de rojos, hambre y piojos”

Juan José Bonilla afirma en un pleno que "razonar con la izquierda es perder el tiempo" tras votar no al mantenimiento permanente del municipio en el sistema de protección de víctimas de violencia machista

Cartel electoral de Vox en El Ejido. En vídeo, declaraciones de José María Bonilla, el portavoz de Vox en El Ejido, este lunes en un pleno.

“Si algo aprendí de mis abuelos y de mis antepasados es que razonar con la izquierda es perder el tiempo. Solo voy a contestar con un chascarrillo que decía mi abuela, que en paz descanse: ‘Tiempo de rojos, hambre y piojos”. Con estas palabras ha concluido esta mañana Juan José Bonilla, el portavoz de Vox en El Ejido (Almería), municipio en el que gobierna con el PP, su intervención en el pleno del Ayuntamiento en el que se votaba la permanencia de la localidad en el sistema de seguimiento de víctimas de violencia machista, Viogen. Las declaraciones de Bonilla han puesto sordina a la primera división entre la coalición de populares y extrema derecha, que ha votado por separado la moción presentada por el PSOE para que El Ejido no abandone en ningún caso del sistema Viogen.

“Me ratifico en mis palabras, porque han sido en respuesta a las alusiones que lleva toda la semana vertiendo contra mí el portavoz del PSOE, en las que me ha tildado de ultraderechista y machista”, ha indicado a este diario en conversación telefónica. Tras la votación, en la que el PP, los socialistas y Ciudadanos votaron a favor y Vox en contra, el secretario general del PSOE en El Ejido y portavoz municipal, José Miguel Alarcón, se dirigió a Bonilla afirmando que un partido que no cree en las mujeres es un partido machista. Fue entonces cuando el dirigente de la formación de Santiago Abascal ha respondido con sus polémicas alusiones a la izquierda y "los rojos".

“No quise replicar porque con sus palabras se ha retratado”, ha señalado Alarcón en conversación telefónica. El alcalde de la localidad, el popular Francisco Góngora, no ha censurado las declaraciones de su socio de Gobierno. El portavoz del PSOE le ha pedido esta mañana al primer edil “que suelte lastre” y se desvincule de Vox, un partido al que no necesita para gobernar, pero con quien decidió compartir mandato. Los populares tienen nueve concejales por siete de la extrema derecha.

La semana pasada EL PAÍS adelantó la intención del Ayuntamiento de El Ejido de abandonar el sistema Viogen alegando que, ante las bajas en la Policía Local, no podía destinar agentes a proteger a las víctimas bajo el nivel de alerta. La medida fue aplaudida por Bonilla. Sin embargo, un día después, ante la presión de su propio partido, el alcalde anunciaba que iba a reconsiderar su posición.

El Ejido es uno de los bastiones de Vox. En las elecciones municipales se consolidó como segunda fuerza política, manteniendo las expectativas que dejó en las autonómicas del pasado 2 de diciembre, donde el partido ultra fue el más votado, con cerca del 30% de los votos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información