Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un marista acusado de abusos en Pamplona siguió el mismo año en un colegio de otra orden en Burgos

El religioso se hizo seglar y cambió al centro de La Salle en la ciudad castellana en 1968, pero también lo dejó a los dos años por otra denuncia, según un exalumno

Dos víctimas de abusos de Navarra, ante el arzobispado de Pamplona con la carta que entregaron el pasado mes de mayo. / Vídeo: Las víctimas se unen en Navarra.

Un profesor de los maristas de Pamplona, que dejó la orden y el colegio en verano de 1968 tras ser acusado de abusos a menores por cuatro alumnos, continuó el curso siguiente como seglar en Burgos en otro centro de La Salle, según confirman portavoces de esta congregación religiosa. Allí permaneció solo dos cursos, entre 1968 y 1970. La orden afirma que desconoce los motivos de su marcha, pero un exalumno localizado por este periódico, O. A., asegura que también allí fue acusado de abusos y por esa razón fue expulsado. También refiere que después, en los años setenta, fue entrenador de balonmano en equipos de los propios maristas de Burgos, la orden de la que había sido apartado. Portavoces de los maristas niegan que Braulio V.A. fuera profesor en el centro de Burgos. Afirman que no figura en sus archivos, pero respecto a si estuvo ligado a los equipos del colegio o al club Ademar de la ciudad, vinculado a los maristas, sostienen que no pueden comprobarlo. Entretanto, uno de los exalumnos navarros le ha denunciado en la Policía Nacional de Pamplona. Este periódico ha contactado con el exdocente, que ahora tiene 80 años, a través de su familia, pero no ha accedido a hablar.

Este nuevo dato completa lo que se sabía hasta ahora de la trayectoria del profesor. Hasta ahora había trascendido que fue acusado por cuatro alumnos ante el director de los maristas de Pamplona en 1968, dejó la orden y se trasladó a Burgos, su provincia natal, donde ejerció como enseñante seglar en varios colegios. Solo se conocía su paso por los jesuitas entre 1987 y 2005, tal como informó este periódico. Se ignoraba su paradero en los años inmediatamente posteriores a su salida de Pamplona y lo cierto es que continuó como profesor pocos meses después. Según el testimonio de su exalumno O. A., del colegio de La Salle de Burgos, Braulio V.A. habría continuado allí con sus prácticas: “Se restregaba mucho contra nosotros, frotaba sus genitales en nuestra espalda al pasar y recuerdo que quitábamos la mano del borde del pupitre cuando pasaba, porque cuando la tenías te apoyaba los genitales encima. Ya tenía esa fama, pero un día hubo un problema más grave. A veces mandaba quedarse a alguno después de clase, y un día uno de nuestros compañeros salió corriendo, gritando, porque decía que intentó abusar de él y se supo en el colegio. Nosotros nos enteramos al día siguiente, porque ya no volvió a darnos clase, desapareció ese mismo día, a mitad de curso”.

Portavoces de La Salle confirman que impartió clase durante dos cursos, de 1968 a 1970, como profesor auxiliar de Ciencias: “No nos consta nada más, solo que estuvo esos dos años, pero nada de las razones de su marcha. Hemos hablado con uno de los hermanos que aún viven de esa época y no recuerda nada. En los archivos no aparece nada. No tenemos modo de contrastar esta información”.

Este exalumno de La Salle recuerda que en los años siguientes, durante la década de los setenta, le sorprendió volver a ver a Braulio V.A. en el patio del colegio, pero esta vez como entrenador de balonmano en equipos de maristas, para disputar partidos. Una exjugadora de balonmano de aquella época confirma que lo tuvo de entrenador varios años, pero en dos equipos de chicas, el de la Sección Femenina y el Recauchutados Peláez. “Alguna vez nos entrenábamos en la cancha cubierta de los maristas en la calle Concepción, y lo hacíamos juntos con los del equipo de Ademar de chicos”, relata.

Otro exalumno, pero de los jesuitas de Burgos, también se ha dirigido a este periódico pero para dar un testimonio de signo contrario. Adrián O. refiere que Braulio V.A. fue su tutor en los años noventa durante dos años y luego, profesor de dibujo y matemáticas en quinto y sexto de primaria: “Tengo un gran recuerdo de él y me han sorprendido mucho estas noticias, nunca jamás vi nada extraño. Lo he hablado con otros compañeros y queremos decir también que para nosotros fue un profesor ejemplar y de conducta impecable. No pongo en cuestión el testimonio de estas personas que le acusan ahora y respeto la vía judicial, pero quería aportar también mi testimonio personal”.

Según el recuento de EL PAÍS, en España han emergido un total de 108 casos de abusos, con al menos 357 víctimas, desde 1986.

Si conoce algún caso de abusos sexuales que no haya visto la luz, escríbanos con su denuncia a abusos@elpais.es.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información