Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 15% de bebés en España se extraen usando instrumental externo en el parto

La tasa de niños con bajo peso al nacer no ha bajado significativamente entre 2010 y 2015

España es el país europeo con el mayor porcentaje de madres que ya ha cumplido los 35 años cuando se enfrentan a su primer parto. Es una de las conclusiones del informe europeo de salud perinatal, que ha desarrollado la Agencia Euro-Peristat con cifras de 2015 que han recabado 100 proveedores de datos en todos los países miembros de la UE. Además, el número de partos instrumentales, aquellos en los que se utilizan instrumentos externos para extraer al bebé, sitúan a España al frente de los países europeos analizados, junto con Irlanda. El 15,1% de los partos son de esa clase, mientras que la media europea está en el 7,2%. En algunos países las cesáreas se practican en más del 40% de los partos. España, con un porcentaje del 24,6% se coloca algo por debajo de la mediana (27%). Ha bajado en este capítulo, pero en cifras estadísticamente despreciables.

En lo que España ocupa un puesto aceptable es en la mortalidad neonatal, a las 22 semanas y más, cuya mediana europea es de 2,2 niños muertos por cada 1.000 nacidos vivos. España ocupa el puesto noveno de 30 países con una de las tasas más bajas, tras Eslovenia, Islandia, Finlandia, Noruega, República Checa y otros. Irlanda del Norte, Malta, Rumanía y presentan las tasas más altas de mortalidad neonatal. Pero estas cifras se relacionan directamente con las política de interrupción del embarazo que tiene cada país en el caso de que el feto presente anomalías. Los países con abortos más restrictivos tienen estadísticas más altas de mortalidad neonatal.

En general, el informe europeo destaca el descenso de esta mortalidad respecto a los datos recabados en 2010, los anteriores a este último informe de 2015: han bajado un 10%. Respecto a la mortalidad infantil, cuya mediana se sitúa en 3,1, España ocupa el puesto 12 entre los mejores países en este apartado, con 2,7 por cada 1000 niños vivos.

En otros capítulos España no se ha movido sustancialmente respecto a los datos de cinco años antes. Por eso su índice de niños con bajo peso al nacer, es decir, que no superan los 2,5 kilos, sigue siendo más alto de lo deseable, un 8,3% mientras que en países como Islandia, Suecia, Finlandia y Estonia no te no pasan de 4,5%. Con tasas superiores al 8%, están Hungría, Portugal, Grecia o Chipre. España ocupa el sexto peor lugar en esta clasificación.

Respecto a los nacimientos prematuros, España está en los valores medios, un 7,6%, baja un poco tomando como referencia los datos de 2010, pero no significativamente.

En todo caso, el informe lamenta la escasa calidad en las estadísticas de algunos países, que dificultan la vigilancia de las muertes de las parturientas. La mayoría de países las sitúan en muertes de rutina lo que no permite, dice el estudio "extraer conclusiones firmes". Uno de los riesgos tanto para un parto prematuro como para la mortalidad y morbilidad perinatal son los partos múltiples, donde España se sitúa a la cabeza, solo después de Chipre, con más de 19 por cada 1000 embarazos. Y otro riesgo, el tabaco durante la gestación, en el que España tampoco va bien. un 18,3% de las mujeres embarazadas fuman, lo que contrasta con Noruega, Suecia y Lituania,  cuya incidencia baja del 5%.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >