Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Matemáticas y Física, la carrera con la nota de corte más alta: un 13,04 sobre 14

Hasta 900 de los 2.500 grados que se ofertan este año solo exige 5 puntos para acceder

Prueba de Selectividad en la Universidad Autónoma de Barcelona.
Prueba de Selectividad en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Con un 13,04 sobre el máximo de 14 puntos, el doble grado de Matemáticas y Física en la Universidad Complutense de Madrid se ha impuesto como la carrera con la nota de corte más alta en 2013, es decir, la calificación mínima con la que se podrá matricular un alumno este curso. Le siguen Física y Matemáticas (también doble grado, aunque enunciado en distinto orden) en la Universidad Autónoma de Barcelona, con un 12,9, y Relaciones Internacionales y Periodismo (doble grado de nuevo), en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, con un 12,89. Esta última es la única titulación de letras que figura en el top ten de carreras con la nota de corte más alta este año. Los dobles grados —en los que se cursan dos de las antiguas licenciaturas a la vez, generalmente en seis años— han irrumpido con fuerza en los primeros puestos de las carreras con mayores exigencias académicas, que dominan las titulaciones de ciencias. Con una calificación de solo 5 puntos (sobre 14) es posible, no obstante, acceder hasta a 900 grados de los 2.500 que se ofertan este curso, un 36% del total.

Las diez carreras con más nota de corte

1. Matemáticas y Física, doble grado en la Universidad Complutense de Madrid. 13,04 puntos

2. Física y Matemáticas, doble grado en la Universidad Autónoma de Barcelona. 12,9

3. Relaciones Internacionales y Periodismo, doble grado en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. 12,89

4. Biotecnología, grado en la Universidad de Salamanca. 12,7

5. Medicina, grado en la Universidad de Málaga. 12,62

6. Medicina, grado en la Universidad Complutense de Madrid. 12,57

7. Medicina, grado en la Universidad Autónoma de Madrid. 12,55

8. Física y Matemáticas, doble grado en la Universidad de Barcelona. 12,55

9. Medicina, grado en la Universidad de Castilla- La Mancha. 12,55

10. Física y Matemáticas, doble grado en la Universidad de Sevilla. 12,53

Medicina continúa, en todo caso, liderando —como es habitual— el ranking de las mayores notas de corte: entre las 20 carreras con más calificación exigida, 12 son estudios de Medicina. Ingresar en esta carrera requiere, como mínimo, un 11,73, que pide la Universidad de Lleida. Entre las 10 primeras hay cuatro Medicinas —en la Universidad de Málaga (12,62), en la Universidad Complutense (12,57), en la Autónoma de Madrid (12,55), y en la Universidad de Castilla- La Mancha (12,55)—; además de Biotecnología en la Universidad de Salamanca, que pide un 12,7; y Física y Matemáticas, en la Universidad de Barcelona (12,55) y en la Universidad de Sevilla (12,53).

Y las ciencias ganan a las letras. En el top 20 solo figura una carrera de letras (Relaciones Internacionales y Periodismo) y entre las 50 primeras apenas aparecen ocho grados de letras. Son Criminología y Derecho, con un 12,27, en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid; Publicidad, Relaciones Públicas y Marketing, también en la Rey Juan Carlos (12,17); Filosofía Política y Economía, en la Universidad Carlos III de Madrid (12,01); Traducción e Interpretación, en la Universidad de Granada (12,01); y Derecho y Administración de Empresas, en la Carlos III (11,92).

Solo los estudiantes más brillantes podrán escoger estos estudios, pero los no tan avezados tendrán un amplio catálogo a elegir. Apenas un 10,34% de las titulaciones piden más de 10 puntos. La nota media es, de hecho, un 6,791, y por debajo de ella todavía se puede acceder hasta a 1.488 carreras.

Este viernes finaliza la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU, antes conocida como Selectividad), a la que se han presentado alrededor de 200.000 alumnos en todo el país. Tras el reto de superarla con éxito y que la nota permita estudiar la carrera preferida, los estudiantes afrontarán otros desafíos. El curso universitario ha estado marcado este año por los problemas de muchos alumnos para sufragar sus estudios: los precios públicos para estudiar una carrera han aumentado en dos cursos un 20% de media en todo el país, y en comunidades como Madrid o Cataluña —donde el grado está en torno a los 2.000 euros por curso— más de un 60%.

En paralelo, el sistema de becas ha sido ampliamente contestado. El número de becados ha aumentado este año un 10% (provocado, entre otras cosas, por el empobrecimiento progresivo de las familias) y también el presupuesto para este capítulo (250 millones más, en total 1.400), pero las becas que han recibido los universitarios han contado como media con 300 euros menos (los becarios de enseñanzas medias han recibido de media 156 euros más). El nuevo sistema implantado este año ha generado, además, retrasos en el pago que han ahogado en préstamos a muchos estudiantes.

Alumnos y universidades han protagonizado sonoras protestas contra estos y otros recortes. Los rectores exigieron al Gobierno el pasado mes de abril, con un comunicado conjunto leído de forma simultánea, que revocara los recortes que les asfixian: los campus han perdido, desde 2009, unos 2.900 millones de euros.

Más información