Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las claves de ‘El País Semanal’

La revista de siempre se adapta a los tiempos con una nueva cabecera y un cambio de diseño llamado a potenciar el valor del periodismo y de sus firmas

Hoy El País Semanal se renueva. La revista dominical de EL PAÍS introduce cambios en su estructura, su forma de trabajar y su aspecto para adaptarse mejor a los tiempos. Un reguero de novedades para seguir ofreciendo el mismo periodismo de referencia que la revista propone desde su primer número, el 3 de octubre de 1976. Un nuevo marco para potenciar el valor de las buenas historias, las firmas, la reflexión, la profundidad, la creatividad y el rigor. Con más contexto, más firmas, más selección y más análisis a favor del placer de la lectura de fin de semana. Todo ello enriquecido por un nuevo y espectacular rediseño que sitúa de nuevo a la revista en la vanguardia de los dominicales en España.

Estos son algunos de los principales cambios:

» Cabecera: recupera el nombre completo del dominical y también su tipografía característica (Clarendon). Estos dos elementos no se utilizaban conjuntamente en la cabecera del suplemento desde octubre de 1999. La nueva, ideada por el estudio de diseño gráfico Solo, dirigido por Óscar Germade, mantiene el sabor familiar para los lectores identificados con la historia de EL PAÍS, aunque nunca se ha aplicado en esta combinación de tamaños. El objetivo que persigue este nuevo diseño es potenciar el enlace de la revista con su origen y una mayor coherencia con la marca EL PAÍS.

» Portada: se convierte en un espacio abierto a la experimentación y al riesgo. Los protagonistas conviven con ideas y conceptos más abstractos; las fotografías lo hacen con las ilustraciones y otras soluciones gráficas. La tipografía gana importancia y se usa de forma más atrevida y libre. El objetivo es impactar y sorprender. La portada se convierte en una ventana por la que no solo pasan personajes, también todo aquello que cambia el mundo y la forma en que vivimos.

» Diseño: concebido también por el estudio Solo, busca el orden y la claridad y apuesta por las posibilidades de la tipografía. La nueva dirección en este sentido pretende la conciliación de una revista contemporánea con un aspecto atemporal y muy periodístico. Tiempos es la fuente que se utiliza para los textos. Permite una lectura confortable, al tiempo que gana espacios en blanco sin merma de la cantidad de palabras. Un fundamento de este rediseño es que los textos no pierdan importancia en favor de las imágenes. Esos espacios se utilizan en composiciones más arriesgadas en las que las aperturas tipográficas (realizadas con la fuente Founders Grotesk) definen la nueva identidad de la publicación.

» Estructura: la revista se divide en tres secciones (tituladas Intro, Reportajes y Estilo). Los temas y el diseño buscan que cada una de estas partes tenga un carácter y una personalidad más diferenciada. Eso aporta más ritmo, riqueza y vitalidad al conjunto de la publicación.

» Secciones: el peso de la primera parte de la revista recae en El Pulso, un espacio dedicado a reportajes cortos, crónicas, perfiles, reflexiones o análisis con una mirada de autor. Visiones internacionales, con especial énfasis en el mundo latinoamericano, sobre temas de actualidad que se prestan al debate. Martín Caparrós, Leila Guerriero, Juan Gabriel Vásquez, Élmer Mendoza, Jordi Costa o Marta Sanz son algunos de los invitados que acompañan a los periodistas y corresponsales de EL PAÍS en este espacio abierto, que salta de lo trascendental a lo curioso. También en Intro, debuta la página 360 grados, que traza una radiografía de la actualidad de un solo vistazo. Y las secciones Todos cometemos errores o Un día en mi vida, que ofrecen una cara menos habitual de personajes muy conocidos de la cultura, la política o el deporte.

» Firmas: Javier Marías, Rosa Montero, Javier Cercas, Almudena Grandes, Juan José Millás y Santiago Roncagliolo se mantienen como los columnistas regulares de El País Semanal y todos continúan con sus espacios habituales: La zona fantasma, Maneras de vivir, Palos de ciego, Escalera interior, La imagen y Rayos y centellas. El diálogo de El Pulso también se abre a la opinión y contará con artículos de Jordi Soler, Ignacio Vidal-Folch, Xavier Velasco, Elvira Navarro o Juan Mayorga, por citar solo a algunos de los distintos autores que aparecerán en los próximos números. El psicoanalista estadounidense Stephen Grosz compartirá sus más de 50.000 horas de experiencia en la tribuna La vida a examen que acompaña a la popular sección de psicología.

» Cómic: la apuesta por el cómic se traduce a partir de ahora en una doble página en cada número, donde se publicarán, alternándose cada semana, dos de los autores más prestigiosos en España: Paco Roca y Max, ambos distinguidos con el Premio Nacional en esta disciplina.

» Reportajes: son, como siempre desde 1976, el eje central de El País Semanal. El objetivo es alejarse de lo inmediato y dar espacio al periodismo de largo recorrido, de segunda mirada, con historias en profundidad. Los grandes reportajes fotográficos y las entrevistas a los personajes más relevantes siguen ocupando el grueso de la parte central del suplemento y se convierten en los principales temas de la portada.

» Estilo: la tercera parte de El País Semanal funciona como una revista dentro de otra. Para reforzar esta idea, se ha creado un logo propio a partir de la E de EL PAÍS y los temas de estilos de vida, moda, decoración, belleza, diseño, arquitectura, motor, tecnología o cocina reciben un tratamiento más dinámico y diferenciado del resto. El uso del color y un diseño más fragmentado y ágil permiten que el lector tenga la sensación de acceder a otro universo. También aquí se potencian las firmas. Andrés Jaque, Anatxu Zabalbeascoa o Yolanda Ortiz de Arri contarán con columnas para reflejar su particular visión de estas disciplinas.