Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Canal + y Mediapro aceptan un mediador

El acuerdo garantiza el normal desarrollo de la explotación de los derechos de la Liga de Fútbol

Miguel Cardenal, presidente del Consejo Superio de Deportes, en julio de 2012.
Miguel Cardenal, presidente del Consejo Superio de Deportes, en julio de 2012.

Canal + y Mediapro han alcanzado hoy un acuerdo para someterse a la mediación de la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional de París con el fin de resolver la controversia que mantienen ambas partes sobre los costes de adquisición de los derechos audiovisuales de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) correspondientes a las temporadas 2012/2013, 2013/2014 y 2014/2015.

Una vez aceptado el acuerdo, Canal + abonará inmediatamente a Mediapro los importes retenidos por un total de 82 millones de euros, que se ajustarán con el resultado del laudo. Por su parte, Mediapro producirá y entregará a Canal + la señal de los partidos de la Liga, como está establecido en el contrato de agosto de 2012, para que la empresa audiovisual participada por el grupo PRISA (editor de EL PAÍS) continúe ofreciendo normalmente su oferta de fútbol, de la que es líder de la televisión, según señaló en un comunicado Canal +.

La iniciativa ha sido propuesta por el secretario de Estado para el Deporte y presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal, para garantizar el pacífico desarrollo de la explotación de los derechos audiovisuales de la LFP para las próximas temporadas.

Ambas empresas se han comprometido a facilitar al Tribunal Arbitral toda la información y documentación que este les solicite correspondiente a la temporada pasada y las dos siguientes, lo que se considera una obligación esencial de ambas partes.

El laudo del Tribunal Arbitral tendrá carácter vinculante y ejecutivo para las partes, sin que esto suponga renuncia alguna de los derechos y acciones que asisten a Canal + y a Mediapro respecto a las demás cuestiones relativas al contrato firmado en agosto de 2012.

El acuerdo cierra un nuevo capítulo de la llamada guerra del fútbol, que en esta ocasión se desató por desavenencias en los costes asignados por Mediapro a algunos contratos con los clubes de fútbol, lo que llevó a Canal + a retener los pagos de la última factura de la temporada pasada y la primera de la presente, consignando ante notario las cantidades adeudadas.

Mediapro señaló en un comunicado que acepta que la Corte Internacional de Arbitraje “analice los acuerdos de agosto del 2012 y establezca la legitimidad, o no, de las diferencias planteadas por Canal +”. La productora de Jaume Roures reconoce que ambas partes “se comprometen al normal cumplimiento del contrato de 16 de agosto de 2012 para la explotación de los derechos audiovisuales de la Liga de Fútbol”.

Por su parte, Miguel Cardenal ha celebrado el entendimiento alcanzado entre los dos operadores de televisión por el que se establece el normal desarrollo del acuerdo de explotación televisiva de la Liga BBVA. “Doy por bien empleadas las muchas horas dedicadas al diálogo con ambas empresas porque este acuerdo favorecerá la necesaria estabilidad financiera del fútbol español”, dijo el presidente del CSD.

La Cámara de Comercio Internacional es una de las principales instituciones mundiales especializada en la solución de controversias comerciales de carácter internacional. Su corte Internacional de Arbitraje, compuesta por miembros de 80 países y representación de 130 empresas, ha dirimido importantes conflictos en el mundo empresarial.