Toni Nadal, popular ‘hombre del tiempo’ en Cataluña

Nadal falleció en el parque de Aigüestortes, donde se desplazó el pasado fin de semana para realizar una travesía de montaña en solitario

El meteorólogo Toni Nadal, en una imagen promocional de su programa 'El temps de TV3'.
El meteorólogo Toni Nadal, en una imagen promocional de su programa 'El temps de TV3'.

Toni Nadal (Cervera, Lleida, 1971), meteorólogo de la televisión pública catalana de 41 años fue hallado ayer muerto en un pedregal del Parque Nacional de Aigüestortes (Lleida). Nadal se había desplazado al parque el viernes para realizar una travesía de montaña en solitario. Su familia, que esperaba su regreso el sábado, denunció el domingo la desaparición.

Como hombre del tiempo y, por tanto, más de ciencias que de letras, les pido disculpas porque mi texto no será fino ni perfecto. Me sale de dentro directamente. Hablar de Toni Nadal es fácil, muy fácil. No tienes que ocultar nada de su persona.

Un compañero, un amigo y un profesional de primera. Lo digo de todo corazón.

Toni aterrizó en la sección del Tiempo de TV3, la televisión catalana, en 1993. Lo hacía como estudiante en prácticas. Provenía de la Facultad de Geografía de la Universidad de Barcelona. Su profesor de Climatología, Javier Martín Vide, nos alababa su altísimo nivel en conocimientos meteorológicos, climáticos y, sobre todo, geográficos. Dicho y hecho. Seis meses impecables de beca y un paso excelente por la sección. La continuidad laboral no siguió, sencillamente porque no había plazas y tuvo que estar un par de años en Televisión Española, en los estudios de San Cugat. El año 1996 surgió la oportunidad de que volviera ya sin prácticas y los compañeros del tiempo, Alfred Rodríguez Picó, Tomàs Molina y yo mismo no dudamos de su valía y a la vez en su sencillez y estilo directo comunicando. Estábamos seguros y no nos equivocamos. Debutó en agosto de 1996 y al cabo de pocos días, con la tragedia de Biescas, vivió el primer episodio meteorológico potente.

Hablando con todos los compañeros, los antiguos y los actuales, Toni nos enseñó a conocer más y mejor Cataluña. Rincones, tipos de tiempo, la gente, todo lo que conforma el país. Precisamente en su localidad, Cervera, participaba en el tejido humano y cultural al máximo. Diablo de los Carranquers y después miembro de un grupo de Gigantes.

Toni, de pequeño, aparte de realizar un seguimiento televisivo de deportes espectacular, con memoria enciclopédica, tenía una pasión poco habitual. Se quedaba maravillado observando globos terráqueos y mapas, los memorizaba, los entendía, buscaba el porqué de la distribución de mares y montañas y todo ello, como apasionado del tiempo, lo remataba desde el punto de vista climático.

Profesionalmente impecable y exigente, pero como persona y compañero de trabajo todos lo hemos disfrutado aún más encantados estos 16 años.

Toni venía a menudo en espardenyes, las tradicionales sandalias catalanas, y un día apareció de pie al lado de la mesa del Telenotícies con traje y corbata pero con ese calzado. A la redacción llegaba vestido de ciclista, incluso se cayó una vez y apareció todo magullado. Después le operaron el labio, fruto de esta caída. Se arreglaba en el camerino y estaba a punto para recibir las informaciones de aquel aguacero o temporal que le hacía vibrar al máximo, como a todos los que nos gusta la meteorología.

Hace unos años descubrió la montaña de manera más profunda. Montserrat, el Massís del Port, los Pirineos, Sant Llorenç del Munt, el Montseny y muchos rincones más del país. Los empezó a recorrer palmo a palmo y comenzó a sobrevolarlos en el helicóptero del programa Espai Terra. Desde arriba te decía: “Mira aquella es casa Maria de Sant Fruitós”, “aquella es la vertiente de la Serra de la Llacuna más afectada por la nevada de diciembre de 2001”. A menudo, el piloto se orientaba con medios electrónicos y él no los necesitaba en absoluto.

La montaña, precisamente, nos lo ha quitado para siempre.

Toni, todos los compañeros y compañeras del tiempo estamos seguros de que nos enviarás la meteorología más vibrante y buena para nuestro país.

Que los dioses del viento y la lluvia te sean siempre más favorables.

Francesc Mauri es hombre del tiempo de TV3 y Catalunya Ràdio y geógrafo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS