José Bretón declara por tercera vez en los juzgados por la desaparición de sus hijos

Los abuelos y los tíos paternos también se sentaron ante el juez Todos ellos son increpados por familiares de la madre de los menores congregados en la Audiencia de Córdoba

Gritos y abucheos a Bretón frente a los juzgados.Vídeo: ATLAS

El juez de instrucción José Luis Rodríguez Lainz citó este miércoles a declarar por tercera vez a José Bretón por la desaparición de sus hijos Ruth y José el 8 de octubre del año pasado en Córdoba. El padre de los pequeños es el único imputado en el caso y lleva en prisión preventiva desde el 21 de octubre, acusado de desaparición forzosa de menores y simulación de delito.

Los abuelos y los dos tíos paternos de los niños también fueron citados a declarar. Su llegada a la Audiencia de Córdoba fue tensa, al ser increpados por una treintena de allegados de la madre de los desaparecidos, Ruth Ortiz, que acusa a la familia de José Bretón de ocultar datos. Y la entrada al recinto del furgón que traía al propio Bretón de la cárcel provincial estuvo también acompañada de gritos, insultos y golpes.

Los padres de Bretón, a su llegada a la Audiencia de Córdoba para declarar.
Los padres de Bretón, a su llegada a la Audiencia de Córdoba para declarar.Francis Vargas

Los primeros en comparecer ante el juez fueron los abuelos, que abandonaron la Audiencia de Córdoba a las 12.40 horas en un taxi que recibió golpes y patadas. La hermana de José Bretón, Catalina, y su marido, también han terminado de declarar e igualmente han salido en taxi a las 17.20 horas, increpados también por los amigos y allegados de Ruth Ortiz.

Es la tercera vez que el padre de los niños desaparecidos declara ante el juez. Rodríguez Lainz ha destacado en sus autos las numerosas incongruencias e imprecisiones de su versión de los hechos. El juez no cree que el imputado perdiese a sus hijos de manera fortuita mientras paseaban con él por un parque de Córdoba. El rastro de su móvil y los registros de las cámaras de videovigilancia hacen pensar al magistrado que los hermanos ni siquiera llegaron al parque. Al instructor y a la policía les obsesiona la finca de Las Quemadas, a las afueras de Córdoba, una propiedad de los padres de Bretón donde el propio acusado dice que estuvo con los niños la mañana del día en que desaparecieron. La finca ha sido inspeccionada numerosas veces sin hallar pistas de los niños.

En cuanto a los familiares de Bretón, es la primera vez que el padre declara y la segunda que lo hacen su madre y hermanos. Las versiones difieren en los tiempos, pero lo último que se ha dicho es que los niños comieron en casa de los abuelos el día de la desaparición antes de ir con su padre a la finca. En otras declaraciones se dijo que los niños habían comido con su tía paterna (Catalina, que también declara), y en otra versión, que habían comido pizza en la finca.

Todos estos extremos son los que trata de dilucidar el juez. El caso está en sus últimas fases, con el secreto de sumario levantado y a la espera de que el fiscal redacte su escrito de calificación.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS