_
_
_
_

El diario económico francés 'La Tribune' se convertirá en un semanario

El periódico mantendrá su edición en internet Perderán sus empleos 115 de una plantilla de 165 trabajadores

Uno de los diarios económicos de referencia en Francia, La Tribune, echa el cierre en papel. Hoy pública su último número debido a las pérdidas económicas, en el mismo día en el que la justicia ha decidido su venta a un consorcio del sector de la prensa. El periódico, fundado en 1985, mantendrá su edición en Internet y tendrá una versión en papel en forma de semanario, para lo cual los nuevos propietarios tienen previsto contar con menos de la tercera parte de la plantilla actual.

El Tribunal de Comercio de París ha asignado La Tribune, declarado en quiebra en diciembre pasado, al tándem formado por France Économie Régions y Hi-Média, uno de los dos candidatos para su compra, que pretende mantener a 50 de los 165 empleados que continuaban en el diario.

Los nuevos dueños han asegurado que seguirá la edición digital del periódico y a partir de abril saldrá a los quioscos un semanario, para lo cual planean invertir siete millones de euros, que se sumarán a los 150.000 euros que deben abonar por la adquisición.

La Tribune explica en su edición de hoy que su desaparición en papel se debe a la crisis del sector que se ha traducido, entre otros aspectos, en la "erosión de las ventas", la "caída de la publicidad" y los altos "costos de distribución".

En sus 27 años de vida, La Tribune ha tenido seis propietarios. En 1993, en un momento en el que ya atravesaba dificultades económicas, se hizo con su control el gigante mundial del lujo LVMH, que no consiguió sanear las pérdidas, de un millón de euros mensuales. En 2007, LVMH compró el gran competidor de La Tribune, Les Echos, y vendió el primero al grupo del empresario de medios de comunicación Alain Weill, que tenía intención de establecer un programa de sinergias con sus emisoras de radio y canales de televisión.

Sin embargo, antes el fracaso de esa estrategia, Weill se negó a continuar perdiendo un millón de euros mensuales y cedió el 80% del capital de La Tribune a la directora, Valérie Decamp, por un euro simbólico en la primavera de 2010. A partir de entonces, cuando la publicación vendía unos 66.000 ejemplares diarios (habían sido cerca de 105.000 en 2000), su caída fue imparable: en enero de 2011 quedó bajo administración judicial y la justicia lo declaró en quiebra en diciembre.

El diario francés France-Soir abandonó el mes pasado su edición en papel para mantenerse solo como medio digital. Lanzado en 1944 y retomado en 2009 por el millonario ruso Alexandre Pugachev, de 26 años, ha sido el primer periódico de Francia en pasarse al 100% a la web. La dirección prevé el despido de 89 personas sobre una plantilla de 127 antes de que acabe este mes.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_