El fiscal del caso Marta mantiene asesinato y violación

Un juez de menores ya descartó la agresión sexual

La sala de la Audiencia de Sevilla que juzga el caso Marta.-
La sala de la Audiencia de Sevilla que juzga el caso Marta.-J. FERRERAS (EFE)

El fantasma de dos sentencias contradictorias sobrevuela el caso Marta. Ayer el fiscal mantuvo la acusación contra el principal acusado del crimen, Miguel Carcaño, por asesinato y violación de la menor sevillana junto al entonces menor Javier García El Cuco, y en su informe de conclusiones durante el juicio pidió para el primero 52 años de cárcel. Sin embargo, hace solo un mes la Audiencia de Sevilla ratificó la sentencia de un Juzgado de Menores que absolvió a El Cuco de los delitos de agresión sexual y asesinato por falta de pruebas, y le condenó solo como encubridor del crimen cometido supuestamente por Carcaño.

Antes de explicar los hechos que estima probados, el fiscal apeló a la "conciencia más íntima" de los cuatro acusados adultos sentados en el banquillo en un juicio que está previsto acabe hoy, para que desvelen dónde está el cuerpo de la joven: "En un último acto de hombría de bien, aunque sea anónimamente, digan dónde está el cuerpo y pongan fin al dolor, angustia y padecimientos de la familia de Marta". Para dar ese paso al frente que entre medias verdades han rehuido durante casi tres años, hoy tendrán sus turnos de última palabra Samuel Benítez, amigo de Carcaño; el hermano de este, Javier Delgado; y su novia María García, para los que el fiscal pide entre cinco y ocho años.

El ministerio público sostuvo ante el tribunal ayer que la sentencia del juez de menores no es vinculante y defendió la versión que Carcaño ofreció el 17 de marzo de 2009, cuando dijo que tras fumar hachís y beber varias copas, él y El Cuco violaron por separado a Marta y a continuación la asfixiaron con una alargadera. "La declaración es espontánea (...) y verosímil, ya que explica una muerte absurda, producida para intentar encubrir una agresión sexual previa a una amiga, con la enorme carga de vergüenza que ello conlleva", resumió el fiscal. "Nadie en la historia criminal se ha culpado a sí mismo de algo que no ha hecho", añadió. Existen huellas de Carcaño y restos de ADN que sustentan esta versión, según recordó el ministerio público.

"Queda lo más difícil, la sentencia", dice el abogado de la familia de Marta

La semana pasada la acusación cobró impulso al aparecer un taxista como testigo sorpresa que desveló que había trasladado a Delgado la noche del crimen a las 0.15, cuando este decía que estaba trabajando. El fiscal lo subrayó junto a la imposibilidad de que García no oyera nada de lo sucedido tras admitir esta que estuvo en el piso donde ocurrió el crimen desde la medianoche, así como que Benítez carece de coartada durante una hora. Todos los móviles de los acusados estuvieron apagados durante distintas horas la noche del crimen.

Por su parte, la acusación particular solicitó deducir testimonio contra El Cuco y su madre por un posible delito de falso testimonio, además de pedir al tribunal que sume la profanación de cadáver al delito contra la integridad moral de la familia.

Mientras, la defensa de Carcaño pidió para su cliente una condena menor de tres años por homicidio imprudente. Además, la letrada se opuso a que Carcaño pague los 616.319 euros que costaron las diferentes búsquedas del cuerpo de Marta en el río Guadalquivir, el vertedero de Sevilla y una zanja en el Aljarafe sevillano, ya que considera que la policía no realizó las comprobaciones previas pertinentes. Mientras, los letrados de Delgado, Benítez y García pidieron la absolución para sus defendidos y hoy explicarán sus conclusiones definitivas.

"Ahora queda lo más difícil: la sentencia", resumió el abogado de la familia de Marta.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50