Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat permite celebrar 'correbous' en Camarles

El Ayuntamiento programa cuatro actos taurinos los días 6 y 7 de diciembre. -El Tripartito denegó la petición el año pasado

La Generalitat ha autorizado celebrar actos taurinos en Camarles (Baix Ebre) los próximos 6 y 7 de diciembre aunque estas fechas no figuran en el calendario oficial de correbous. El consistorio ha programado encierros para conmemorar el 33 aniversario de la independencia del municipio respecto a Tortosa, lograda el 1978: se llevarán a cabo dos tardes de bous, y dos bous embolats. En esta última modalidad se adhieren breas de fuego a las astas del toro y las entidades defensoras de animales la rechazan por considerarlo un maltrato equivalente al de una corrida. Según la ley aprobada por el Parlament, para celebrar estos correbous extraordinarios el municipiorequiere de un permiso de la Generalitat. La delegación del ejecutivo catalán en las Terres de l'Ebre dió ayer luz verde a los festejos.

Los representantes de CiU en la demarcación alegaron la "tradicionalidad" de los correbous en estas fechas, tras haber comprobado que Camarles celebró algunos encierros a principios de los años 80. El consistorio había entregado a la Generalitat uninforme con imágenes y declaraciones de testimonios de los años 1982, 1983 y 1984. El año pasado, cuando aún gobernaba el Tripartito, Camarles también pidió organizar encierros para celebrar la independencia del municipio. Sin embargo, la Generalitat los denegó.

"La ley de los correbous no significa barra libre para todo el mundo, es de cajón que dos encierros en treinta años no significan ningún tipo de tradición", justificó Lluís Salvadó (ERC), anterior delegado del ejecutivo catalán en las comarcas del Ebro. La decisión provocó la ira de los taurinos, que vieron con esperanza la llegada de CiU a la Generalitat. "Tengo una carta muy personal firmada por el futuro presidente, Artur Mas, donde se compromete a salvar los correbous", desveló Miquel Ferré, presidente de la Agrupación de Peñas Taurinas de las comarcas del Ebro. "CiU es más sensible a los correbous", vaticinó entonces Ferré, que también es regidor convergente en Sant Carles de la Ràpita (Montsià). El pasado junio, después de más de 25 años, la Generalitat ya permitió actos taurinos en l'Aldea (Baix Ebre). En San Juan también autorizaron un bou embolat en Campredó (Tortosa), aunque hacía décadas que no se programaban correbous en esas fechas.