Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un alcalde vasco, en huelga de hambre para que La Rioja vuelva a atender a sus vecinos

Rubén Garrido reclama el fin del conflicto sanitario entre Euskadi y esa comunidad

Con una mochila, un libro y algunas bebidas isotónicas, y a la espera de una tienda de campaña que instalará por la tarde, el alcalde de Oyón, Rubén Garrido (PP) ha comenzado a las nueve de la mañana una huelga de hambre en El Espolón de Logroño, frente a la sede del Gobierno de La Rioja, para exigir una solución frente la negativa del Gobierno riojano a atender a pacientes no urgentes de la Rioja Alavesa.

En la línea del Ministerio de Sanidad, Garrido, que también es enfermero del centro de salud de su localidad, ha exigido a La Rioja "que cambie las formas de afrontar este conflicto y que vuelva a atender a los riojanoalaveses mientras negocia". Además, ha pedido al Gobierno vasco que "haga un esfuerzo más para revertir la situación".

Ambos ejecutivos no han logrado aún un acuerdo que permita seguir funcionando como hasta ahora, atendiendo a los pacientes de la Rioja Alavesa que precisen de ir al médico especialista en el Hospital San Pedro de Logroño por su cercanía. Uno de los principales escollos es la exigencia de siete millones de euros de contraprestación por atenderles que solicita La Rioja y que Euskadi rechaza.

"Los riojanoalaveses están sometidos a una presión que no les corresponde, están desamparados, en medio de un conflicto entre dos gobiernos", ha criticado. Esta tarde habrá una concentración en su localidad en la que participarán afectados -que el Gobierno vasco cifra en torno a los 5.000- y alcaldes de la comarca.

Garrido no acudirá a la protesta, ya que permanecerá frente a los edificios oficiales del Gobierno riojano. "Sé cuando he venido, pero no cuando me voy a marchar", señala, aunque confía en que el conflicto no se alargue y pueda acudir a votar el próximo domingo.

En este sentido, el candidato al Congreso por Bizkaia del PP, Leopoldo Barreda, ha dicho esta mañana que están "trabajando" para que el problema se resuelva "en pocas horas".