Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un miniavión solar universitario

Estudiantes de la Universidad Politécnica de Cataluña logran que su vehículo vuele durante casi seis horas

Un grupo de estudiantes ha construido un avión solar no tripulado de cinco metros de envergadura desarrollando tecnología propia y han conseguido que vuele durante casi seis horas seguidas. El proyecto Solar Endeavour UPC, de la Escuela de Ingenierías Industrial y Aeronáutica de la Universidad Politécnica de Cataluña, es el primer avión en España construido por estudiantes que funciona con energía solar fotovoltaica. Ha contado con la colaboración de empresas y el apoyo de un programa interno para la promoción de iniciativas.

Los estudiantes, que forman el Trencalòs Team, han logrado los principales objetivos del proyecto: la incorporación eficaz de células solares en las alas y el diseño del Sistema de Gestión de Energía (SGE), una tecnología diseñada con éxito en muchos países y no disponible comercialmente en España para aplicaciones específicas, que es esencial para el funcionamiento de un avión solar, Informa su universidad.

El motor se alimenta con dos fuentes energéticas: las baterías y el panel solar. Durante las horas de máxima insolación ( de 10 a 18 horas), el panel solar es capaz de suministrar más de la mitad de la energía necesaria para que el avión se pueda mantener en vuelo estable, alargando la vida de las baterías.

Realizar una correcta y eficiente gestión de todas las situaciones durante el vuelo, como por ejemplo el ascenso y el descenso, los cambios térmicos, las descendencias, el fuerte viento o la bajada de la intensidad solar, es muy complejo. Hay que diseñar un sistema de gestión de energía adaptado al vehículo que garantice la potencia y la maniobrabilidad que el piloto (en tierra) necesita en todo momento para controlar la nave correctamente.

El vuelo tuvo lugar en el aeroclub Sedis, en la Seu d'Urgell. GTD Sistemas de Información, una de las principales empresas valedoras del proyecto, ha asignado un ingeniero para el apoyo técnico.

El Solar Endeavour dispone de un sistema de telemetría y control a distancia proporcionado por la empresa CATUAV, que incluye una cámara de vídeo a bordo, instrumentación para la asistencia al pilotaje del avión, y un sistema GPS para la navegación. El sistema tiene un alcance máximo de 15 kilómetros y ha permitido hacer volar el avión con mucha seguridad, explican los estudiantes, a la vez que proporciona datos en tiempo real a la base de control terrestre para la toma de decisiones durante el vuelo.

Los aviones solares tienen la capacidad de aumentar las posibilidades de los aviones no tripulados convencionales para aplicaciones civiles de bajo coste, que se ha comprobado que son limitadas debido a la poca autonomía que tienen.

Más información

  • Estudiantes de la Universidad Politécnica de Cataluña logran que su vehículo vuele durante casi seis horas