Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un testigo afirma que llevó al hermano de Carcaño hasta donde murió Marta del Castillo

La fiscalía abre diligencias para confirmar un testimonio que desbarataría la coartada de Javier Delgado

La duodécima sesión del juicio por el caso Marta ha deparado esta mañana una sorpresa: La fiscalía ha anunciado que un hombre se presentó el pasado jueves en comisaría y aseguró que había trasladado al hermano de Carcaño, Javier Delgado, hasta el domicilio donde supuestamente falleció Marta del Castillo, la noche del crimen "a primeras horas de la madrugada", según el fiscal. Delgado aseguró al tribunal que entre las doce y las dos de la madrugada estaba en su bar sirviendo copas, por lo que este testimonio sorpresa desbarataría esa coartada.

La investigación policial del Grupo de Menores (GRUME) está pendiente de "unos flecos", indicó el ministerio público tras la sesión de hoy. Está previsto que el testigo policial declare ante el tribunal, si este lo admite, la próxima semana. Por ahora solo se trata de unas diligencias preprocesales. ¿Por qué y cómo ha tardado el hombre dos años en identificar a Delgado? "No se dio cuenta de la trascendencia de esto", asegura el fiscal, que no quiso detallar si se trata de un taxista que trasladó a Delgado. El acusado señala en su testimonio que esa noche cogió un taxi para desplazarse, pero nunca a primeras horas de la madrugada y en dirección a su domicilio de León XIII. "Será una corroboración de la tesis de la fiscalía", ha matizado el fiscal del caso. Las diligencias de investigación para comprobar la veracidad de este testimonio estarán concluidas mañana o pasado, cuando la fiscalía dará traslado de sus resultados al tribunal.

Delgado ha declarado que durante toda la madrugada del 25 de enero de 2009 estuvo trabajando en su bar hasta las 3.00 horas. El hermano de Carcaño se enfrenta a ocho años de cárcel como presunto participante en la operación para deshacerse del cuerpo de Marta.

Mientras, el tribunal escuchó esta mañana al padre de Francisco Javier García Marín, alias El Cuco, condenado por encubrimiento por un tribunal de menores ya que éste tenía menos de 18 años en 2009, cuando murió la joven sevillana cuyo cadáver no ha sido hallado ni su paradero desvelado por los cinco imputados.

El padre de El Cuco ha relatado que tanto Samuel como Carcaño acudían con frecuencia a su casa. "Esa noche del crimen vi a mi hijo y lo mandé para casa desde el bar donde trabajaba", ha dicho. La madrugada de la muerte de Marta del Castillo ha admitido que no comprobó que su hijo estuviera en casa, pero ha dicho que su esposa sí lo hizo. También afirma que su hijo insiste en que fue Carcaño quien le ha "metido en esto".

La madre de El Cuco, Rosalía, ha pedido un aplazamiento de su comparecencia por un esguince de tobillo. Ángel, el padre, intentó respaldar la tesis de su hijo, que sostiene que no estaba en el lugar de los hechos cuando ocurrió el crimen, aunque otros testigos sí le vieron con Marta el 24 de enero de hace dos años.

Su comparecencia se ha producido en medio de la polémica creada por la entrevista realizada en la cadena Tele 5 a la madre del Cuco y lo que percibió por ella, lo que ha motivado una campaña a través de las redes sociales de "apagón" a la cadena los días 15 y 16.

La mujer cobró por la entrevista y tanto la fiscalía como el juez de menores se han interesado por este dinero, ya que El Cuco está condenado a pagar más de 400.000 euros por los gastos ocasionados por la infructuosa búsqueda del cuerpo y se ha declarado insolvente.