Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sitios Web pro anorexia y pro bulimia crecen un 450% en los últimos años

Los expertos en trastornos alimenticios apuestan por la participación médica en las redes sociales y están en contra de la eliminación de contenidos

Los expertos reunidos este lunes en el encuentro Salud 2.0: nuevas herramientas aplicadas a la medicina, que está teniendo lugar en Alicante, han destacado que las páginas con contenidos proanorexia y probulimia se han multiplicado por 450 en los últimos años, según un informe de IQUA. Estos consideran necesario que las instituciones oficiales, las asociaciones de pacientes, familiares y profesionales de la salud participen en las redes sociales para poder combatir estas enfermedades ha declarado a Europa Press la directora de proyectos en Aula Salud, Olga Navarro . El Ministerio de Sanidad ya está trabajando para controlar estas medidas proenfermedad que consienten ciertos medios de Internet, e incluso solicitó la retirada de perfiles de Twitter. Sin embargo, los profesionales rechazan que este sea el camino.

Además, los asistentes han recordado que los enfermos de Anorexia y Bulimia aprovechan la ausencia de controles en Internet para fomentar este tipo de trastornos alimentarios. El informe de IQUA además revela que en Google, en cuestión de segundos, aparecen más de 500.000 páginas con este tipo de contenidos, y que el 75% de los usuarios que usan estas páginas son menores de 18 años , de los cuales casi el 100% son chicas que desean adelgazar. El número de estos perfiles en redes como Facebook y MySpace se han incrementado un 455 por ciento en los últimos 5 años, según han indicado las mismas fuentes del encuentro.

Tan sólo hace unas semanas la plataforma Twitter se negó a eliminar perfiles con contenido anoréxico y bulímico alegando a la libertad de expresión a pesar del que el solicitante, el Ministerio de Sanidad, presentó una solicitud de eliminación a constatar "que este tipo de contenido puede afectar a la salud de mucha gente, sobre todo aquellos que son vulnerables a padecer algún trastorno alimentario".

Los expertos han mencionado distintas medidas en la lucha contra este tipo de contenidos como puede ser denunciar este tipo de prácticas y formar a padres y profesionales en este ámbito, entrar en las distintas redes sociales e informar e incluso intervenir en estos medios para contrarrestar conductas patológicas.